VET-UY Agro y Veterinaria

Desde el 1º de Marzo de 2004

 ISSN 1688-2075

UY Libros - Librería online   |    ¿Que es VET-UY?      |    ¿Quienes somos?    |    Contacto 

Establecer VET-UY como página de inicioAgregar VET-UY a favoritos

SERVICIOS DESTACADOS

  Becas

  Librería Online
CYBERBIBLIOTECA

Agricultura

Animales Exóticos

Apicultura

Avances Tecnológicos

Avicultura

Bienestar Animal

Bovinos

Caninos

Cinofilia

Cerdos

Equinos

El Albéitar

Felinos

Forestación

Formación & Estudio

Gestión Veterinaria

Hortifruticultura - Huerta

Laboratorio

Microbiología

Ovinos

Pequeños Animales

Piscicultura

Producciones Alternativas

Producción Animal

Profesión Veterinaria

Salud Pública Veterinaria

Tec. de los Alimentos

Trazabilidad

Turismo Rural

Ultrasonografía

Google

viñetaUY Libros

Libros Técnicos, Veterinaria, Agronomía, Agropecuaria, Informática, Universitarios, Facultades, Ciencias, Medicina, Nutrición y mucho más.

» ENTRAR «

 

Agradecemos a: Americarne; Instituto Plan Agropecuaria; INTA Balcarse; IICA Saninet; IVIS; AUIQ; AAMeFe; FEDNA; ITEPA; EXOPOL; Oncologíaveterinaria.com; Producciónbovina.com; AMMVEPE; Veterinariosursf; Laboratorios Provet S.A.; por autorizarnos la reproducción parcial o total de sus artículos publicados en Internet.

Página web Asociada de

incluida en el Directorio de Recursos de Webs Veterinarias

 

 

 

 

Artículo 014. Enfermedades de los reptiles. Parte II

Editor: Prof. Dr. Enrique Rimbaud

Rimbaud E.,  Zepeda N., Pineda N., Morales X.,  Rivera G., Jarquín S., Soto J. L., Luna L., Gutiérrez M., Caballero P., Lacayo F., Treminio C., Mairena M., Sandoval M., Picado L., Vanegas J.

Centro de Estudios, Diagnóstico e Investigación Veterinaria (C.E.D.I.VE.) Instituto de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria y Forestal  (I.I.T.T.A.FOR.). Escuela de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Facultad de Ciencias Agrarias. Universidad de Ciencias Comerciales. Frente al Polideportivo España. Altamira. Managua. Nicaragua. www.ucc.edu.ni - cienciasagrarias@ucc.edu.ni - ucc@ucc.edu.ni

GUIA DE CAMPO DE REPTILES Y ANFIBIOS ARNOLD 8428204888
GUIA DE CAMPO DE REPTILES Y ANFIBIOS
ARNOLD
REPTILES Y ANFIBIOS ARNOLD, NICHOLAS 8428212538
REPTILES Y ANFIBIOS
ARNOLD, NICHOLAS
TORTUGAS TERRESTRES Y ACUATICAS MULLER 8428210241
TORTUGAS TERRESTRES Y ACUATICAS
MULLER

ÍNDICE

Enfermedades más comunes en reptiles de Zoogranjas

Enfermedades Parasitarias

Enfermedades infecciosas

Enfermedades nutricionales y metabólicas

Enfermedades traumáticas o quirúrgicas

Enfermedades del Aparato Digestivo

Enfermedades de Aparato Respiratorio

Enfermedades del Aparato Genital y de la reproducción

Enfermedades del comportamiento, regulación y el ambiente

Enfermedades del riñón y del aparato excretor

Enfermedades de la piel y el tegumento

Anestesia y Cirugía en Reptiles

Medicamentos más comunes para utilizar en reptiles de zoogranjas

Manejo sanitario mínimo recomendado para las zoogranjas

ANEXOS

Bibliografía

 

Enfermedades más comunes en reptiles de Zoogranjas

Para la mejor comprensión de las enfermedades, las dividiremos de acuerdo a los factores etiológicos (causas) de las enfermedades, encuadrándolas como parasitarias, infecciosas, metabólicas o nutricionales y traumático quirúrgicas, esto no quiere decir que no sea más común que los animales en realidad sufran un conjunto de enfermedades simultáneos, propios del mal trato o de la inmunosupresión provocada por el mal manejo.

También discutiremos las enfermedades nucleadas u organizadas por aparato o sistema, de modo de facilitar la comprensión de las mismas.

No obstante, debemos considerar que modernamente, consideramos enfermedad no solo aquel cuadro patógeno causado por un agente determinado, sino todo aquel cuadro que sitúe al animal en un estado de disconfort o no bienestar animal, sea tanto de manejo, de malas condiciones de hábitat, de malnutrición, dieta no adecuada o síquico.

Enfermedades Parasitarias

Definimos las enfermedades parasitarias como aquellas provocadas por agentes etiológicos (causales), pluricelulares, complejos, que precisan de un huésped intermediario o definitivo para desarrollar su ciclo vital o parasitismo, estableciendo con el huésped un equilibrio llamado parasitiasis, el que, cuando se rompe, ya sea por desequilibrios nutricionales o de estrés (manejo inadecuado), se convierte en parasitosis o enfermedad parasitaria.

Dentro de estas, clasificaremos aquellas que suceden con el desarrollo de parásitos dentro del animal en cualquiera de sus órganos (digestivos, respiratorios, excretores), como endoparasitosis, y aquellas donde el parasito se aloja en la piel o repliegues cutáneos como ectoparasitosis.

Los parásitos actúan de varias formas, entre ellas, causan problemas de anemia por succión de sangre, transmiten enfermedades (vectores) , y causan daño mecánico en la piel u órganos donde se alojan con sus aparatos bucales.

El daño que causan, se denomina enfermedad parasitaria, y a esta se le suma el estrés ocasionado, que determina en general pérdida del apetito, adinamia, adelgazamiento, llegando muchas veces a la muerte del animal si este no es tratado a tiempo o en forma adecuada.

Endoparasitosis

Las endoparasitosis son causadas por nematodos (gusanos redondos) donde los mas comunes son Oxiuros sp. y Trichostrongylus sp, trematodos (gusanos planos) y céstodos (tenias, también planas). Por otra parte, los protozoarios también afectan a los reptiles, sobre todo las Coccidias.

En cuanto a su tratamiento suelen toleran bien cualquier antiparasitario pero el objetivo es equilibrar la población, ya en quelonios es casi imposible el 0% de parásitos y no se deben de anular por su en parte efecto beneficioso.

Céstodos y trematodos:

  • PRAZIQUANTEL: 20-30 mgr/kg oral, repetir en 14dias o 3.5- 8mg/kg im o sc (también repetir a las 2 semanas y 3 veces al año.)

Protozoos:

  • METRONIDAZOL 75-250 mg/kg oral, repetir a los 14 días (puede ser neurotóxico a más dosis) (Amebas, flagelados, ciliados, trichomonas, balantidium, toxoplasma).

  • DIMETRIDAZOL (15 g/ 10litros para las acuáticas)

  • RONIDAZOL

  • FENBENDAZOL

Criptosporidium:

  • PAROMOMICINA 33-110 mg/kg/día repetir a las 4 semanas, 50-800 mg/kg/día 2semanas en el GECKO y 100mg/kg IGUANA

  • ESPIRAMICINA 160 mg/kg/día 10dias

Nematodos:

  • FENBENDAZOL 50-100 mg/kg oral o cloacal y repetir a los 14 días. El fenbendazol no es del todo eficaz y tampoco el mebendazol (huevos varias semanas después)

  • MEBENDAZOL 25-100 mg/kg oral / repetir a los 14 días.

  • Otros: Oxfendazol, albendazol, pamoato de pirantel 25mg/kg repetir a los 14 días.

  • LEVAMISOL: 50-200 mg/kg oral 1 toma.

  • IVERMECTINA: es tóxico en la mayoría de los quelonios.

Coccidios:

  • SULFADIMETOXINA

  • SULFAQUINOXALINA

  • CLAZURIL

  • TRIMETOPRIM/SULFA

 

Ectoparasitosis

Pentastómidos

Con la excepción de dos géneros que afectan a los caninos y las aves (Linguatula y Reighardia), los pentastómidos en su estado adulto, son parásitos internos habitantes del árbol respiratorio de reptiles.

Desde las primeras descripciones de Leuckart en 1860, su posición sistemática aún permanece en discusión, ya que para algunos autores deben ser considerados Artrópodos (Esslinger, 1968), debido a que ciertas características como el desprendimiento periódico de la cutícula y el aparato perforador de las formas larvarias tienen semejanza con las piezas bucales de los insectos.

Otros, los ubican dentro de los Anélidos, por la segmentación interna y externa del cuerpo.

Una tercera opinión le adjudica caracteres compartidos de Artrópodos y Anélidos y relacionan a estos parásitos con los Crustáceos basados en la morfología de los espermatozoides (Storch & Jamieson, 1992).

Finalmente, una cuarta opinión les otorgan el nivel de Phylum separado llamado Pentastómida (Self, 1969). Dentro de dicho Phylum se consideran dos ordenes (Fain, 1966), Cephalobaenida, poco evolucionado y cuyo ciclo biológico directo, sin intermediarios incluye hospedadores finales como insectos, peces, anfibios y reptiles y Porocephalida que utiliza mamíferos como huéspedes intermediarios y a los reptiles como hospedadores definitivos para completar su ciclo biológico.

Son considerados más evolucionados que el orden anterior e incluye varias familias, que parasitan como adultos a los reptiles y cuya característica diagnóstica es el orificio bucal ubicado entre los ganchos y la vulva cerca del extremo superior del cuerpo.

La familia Porocephalidae es una de las más importantes e incluye a los pentastómidos de las vías respiratorias de ofidios. Esta familia posee varios géneros dentro de los cuales se cita el género Porocephalus, parásito de ofidios africanos y sudamericanos con las especies Porocephalus crotali, Porocephalus clavatus, Porocephalus stilessi y Porocephalus subuliffer. El ciclo biológico es muy complejo. Las hembras adultas que habitan dentro del pulmón de los ofidios, eliminan periódicamente huevos conteniendo una larva con dos pares de miembros rudimentarios armados con garras. Los huevos son deglutidos y pasan al sistema digestivo para ser eliminados por materia fecal y la larva infestante que surge del huevo afecta a roedores, herbívoros, carnívoros, armadillos y primates e incluso al hombre.

Una vez ingerida, la larva perfora la pared intestinal y se enquista en la pared abdominal o bien por vía sanguínea llega a otros órganos (hígado, riñón, pulmones, ganglios, cavidad visceral) donde también se pueden enquistar. Tras varias mudas se transforma en ninfas.

El huésped definitivo se infecta ingiriendo las ninfas enquistadas, las cuales penetran la pared intestinal y llegan a los pulmones donde se desarrollan hasta adultos sexualmente maduros repitiendo el ciclo.

Durante el pasaje de las larvas y ninfas hasta su localización definitiva se producen lesiones que provocan granulomas en distintos órganos, lesiones inflamatorias en los pulmones, o en ciertos casos no se producen reacciones.

Ácaros de las serpientes

El ácaro común de las serpientes, Ophionyssus natricis (Parasitiformes: Macronyssidae), es un chupador de sangre, ácaro mesostigmatido que parasita reptiles. Anemia, deshidratación, dermatitis, y severas enfermedades transmitidas por el vector son comúnmente asociadas a esta parasitosis.

Se ha reportado en humanos severo prurito por infestaciones a Ophionyssus natricis. Todos los niveles de infestacion con Ophionyssus natricis deben ser considerados un problema serio y encarar su rápido tratamiento.

El ácaro de las serpientes ha sido reportado parasitando diferentes serpientes en varios países.

Los ácaros hembra pueden poner una o dos docenas de huevos cada vez, llegando a poner entre 60 a 80 huevos en toda su vida. Los huevos se adhieren a la superficie donde el hospedero esta echado. Cuando es posible, la hembra escoge lugares oscuros y húmedos para poner sus huevos. A veces se ven huevos de ácaro puestos en los cuerpos de serpientes largas, particularmente boas y pitones, usualmente en el espacio alrededor del ojo y bajo la escama anal.

Cuando se ingurgitan luego de chupar sangre, las protoninfas son rojo oscuras, más chicas que las hembras adultas. Luego de la ingurgitación, la protoninfa se vuelve activa, y abandona su huésped buscando lugares húmedos y oscuros, pasando entre 12 a 24 hs antes de subir nuevamente a otra serpiente para alimentarse nuevamente.

La deuteroninfa es el estadio posterior, blandas, de color rojo oscuro o negro, no se alimentan, y usualmente no se mueven del lugar elegido por la protoninfa para descansar. Este estadio raramente se encuentra sobre las serpientes, con excepción del espacio alrededor de los ojos en las grandes serpientes, en 24 hs se vuelven adultas.

Fig. 13.- Ophionyces natricis

Los machos adultos son más chicos que las hembras adultas. Ellos tienen un rango de color que varia del rojo oscuro al café amarillento oscuro, dependiendo del tiempo que lleven alimentándose con sangra o fluidos corporales.

Es interesante que, cuando los machos adultos se alimentan de las grandes serpientes, siempre son de color café amarillento oscuro, y raramente se observa eritrocitos en su contenido, mientras que los que parasitan serpientes más pequeñas son de color negro y llenos de sangre. Probablemente, esto sea así porque los labios de los machos maduros están modificados para usarlos en la copula y no son capaces de succionar muy profundamente como las protoninfas o hembras adultas.

Una sesión de alimentación toma de uno a dos días hasta alcanzar la ingurgitación, un macho puede alimentarse varias veces en su vida, en condiciones optimas viven de 10 a 32 días.

Las hembras adultas son grandes, gordas y de color negro, mas notables en infestaciones severas. Después de alimentarse pesan solamente 0.05 mg, pero ingurgitadas totalmente pueden pesar 0.75 mg. Las hembras copulan con los machos antes de tomar su primera alimentación de sangre.

Esta copula produce huevos de los que solo eclosionan hembras. Si las hembras encuentran una serpiente antes de la copula, inmediatamente se suben y comienzan una sesión de alimentación, los machos no copulan con las hembras ingurgitadas, pero estas hembras vírgenes, pueden producir huevos de los que solo nacen machos.

Las sesiones de alimentación toman de 4 a 6 días para llegar a la completa ingurgitación, después de la cual, la hembra deja al huésped para poner los huevos en otro lugar. Luego de la puesta, la hembra se disminuye en tamaña, y busca otra serpiente para comenzar otra sesión de alimentación, pueden alimentarse tres o cuatro veces en su vida de adultos.

A 86 0F, las hembras ingurgitadas grávidas buscan un lugar para poner los huevos viajando a 8 pulgadas por minuto, con un potencial de 48 pies por hora, pueden viajar varias horas hasta encontrar un lugar adecuado donde depositar los huevos. Hembras no alimentadas se han observado desplazarse a 11 pulgadas por minuto.

Como zoonosis, se observó una familia que presento una erupción papular-vesícular del tipo eruptiva en la piel, se encontró que la misma estaba causada por Ophionyssus natricis (Gervais, 1844). La mascota pitón que tenían era el huésped primario. El tratamiento del animal y su ambiente hizo desaparecer las lesiones en los humanos.

 

Enfermedades infecciosas

Enfermedades bacterianas

Sobre todo por Pseudomonas fluorescens, Pseudomonas aeruginosa y Aeromonas (algunas transmitidas por vectores ácaros), y otras gram negativas: Salmonella, Providentia, Klebsiella, Coliformes, casi todas presentes en la flora digestiva normal de todas la especies. La Mayoría de las gram + no son patógenas (excepto el Staphilococo coagulasa + y los Streptococos beta hemolítico).

Siempre es aconsejable antibiograma y el tratamiento ha de ser en fases iniciales y como profiláctico.

Son sensibles a gentamicina, neomicina, enrofloxacina y resistente a ampicilina y penicilina.

Provocan, según la estado inmunitario, apatía, debilidad, anorexia, granulomas dispersos en pulmones, hígado, bazo, corazón, riñones, boca, piel e intestino, con material necrótico, purulento o granulomatoso (diferenciable de lesiones por mycobacterium).

Enfermedades zoonóticas

Generalmente son peligros potenciales en inmunodeprimidos, niños, ancianos y embarazadas.

Las condiciones de manejo y recomendaciones higiénicas, sobre todo lavarse las manos y tener cuidado con los aerosoles al limpiar terrarios (uso de mascarillas), no tener los animales en la cocina, salón, en el caso de las especies acuáticas limpiar el agua cada 2 días y usar filtros, controlar ventilación, humedad, etc.

Establecer cuarentenas de 1-2 meses con coprologías periódicas o análisis microbiológicos, usar desinfectantes (lejia).

Salmonellas: varios serotipos. De 124 niños de 1 a 10 años el 22% dieron positivo por contacto con tortugas de agua (suelen ser más portadoras las que se compran con menos de 10cm de caparazón). El 12-85%  de las tortugas, el 16-92% de las serpientes y el 36-77% de los saurios son portadoras asintomáticas que en inmunodeprimidos pueden producir: gastroenteritis hemorrágica, diarreas, abscesos, neumonías, y granulomas.

Evitar contaminación de la comida

Otras: Pseudomonas, aeromonas, clostridium, campylobacter, citrobacter, serratia, klebsiella, proteus, amblioma, pasteurella, leptospira, E. coli, Yersinia (Chelidra septentina), y erisipela (cocodrilos).

Micobacterias: M. marinum, M. avium, M. tuberculosis. Alteraciones respiratorias y granulomas en cualquier órgano o piel. Por contacto o por aspiración.

Virus: encefalitis equina (togavirus). Como reservorios u hospedador intermediario. Transmitida por mosquitos del género Culex. Afecta serpientes, hombre, y equinos.

Fiebre Q. Coxiella burnetti. En pitones. Por garrapatas o aerosoles.

Micosis: Tanto cutáneas como internas. Mayoría saprofitas, descomponedoras y cosmopólitas: Zygomicetos, Mucor, Rhizopus: nasal y pulmón (meninges, ojo, intestino, y riñón). Aspergillus, Candida.

Protozoos: oportunistas. Criptosporidiosis. No es específica. Amebas (Entamoeba histolitica)).

Pentastómidos: Linguatulosis. Ratas - serpientes - heces – ratas – hombre – perro - serpientes

Helmintos: Espargamosis (spirometra). El perro como hospedador definitivo.

Artrópodos. Vectores. Aedes, culex, garrapatas (En Terrapene, Gopherus, Crótalos): leptospira pomona. Spiroquetas. Ixodes (turalemia, Lyme) por serpientes. Saurios ( encefalitis,Fiebre botonosa por ricketsia conorii). Raros pero posibles.

Pueden ser también hospedadores intermediarios de Leishmania spp.

 

Enfermedades nutricionales y metabólicas

Osteopatía Metabólica (OM)

Raramente ocurre en animales en libertad, las más sensibles son las jóvenes en crecimiento (menores de 3 años), y las herbívoras como la iguana, dragón de agua, dragón barbudo, varano, gecko, Trachemys, Chrisemys y el Camaleón caliptratus, que son de crecimiento más rápido.

Raro en serpientes ya que comen presas vivas.

Se produce por uno o varios de estos factores que producen una hipocalcemia crónica:

  • Falta de calcio o D3: por exceso de uvas y de fruta, plátano sin piel, gusanos de la harina, grillos, gambas, lechuga, tomate (se debe espolvorear con carbonato cálcico). Los reptiles utilizan la D3 (colecalciferol) que deriva de fuentes animales más que la D2 (ergocalciferol) que deriva de vegetales (esa es la razón por la que no sólo han de comer vegetales los herbívoros).

  • Exceso de fósforo: uso de concentrados de gato o perro (la de gato es peor), carne cruda, jamón, y hamburguesas.

  • Defecto de UV B 280-310 nm.

  • Defecto de absorción de calcio intestinal: exceso de espinacas, soja, acelgas, síndrome de mala absorción, esteatorrea, y cirrosis biliar.

  • Hiperparatiroidismo 1º, 2º o 3º, por alteraciones renales, tiroideas, mala absorción, esteatorrea, cirrosis biliar, hembras grávidas, osteoporosis, raquitismo, etc., en las que la PTH  moviliza el calcio óseo, activa osteoclastos y se producen fracturas, distrofia, deformaciones, mala hemostasis, muerte.

  • Todos estos procesos dentro del diagnóstico diferencial, junto a abscesos y alteraciones congénitas osteodistróficas

  • El 15-25 % son erróneamente diagnosticadas como OM.

Los síntomas posibles son combinación de los producidos por disbalance mineral, destrucción tisular y agotamiento de reservas: mandíbula deforme o blanda asimétrica, cae la lengua, cráneo blando y deformable, huesos largos(sobre todo fémur) hinchados, arqueados y decalcificados, patas colgantes o hacia atrás, hinchazón de la cola (cola con anillos), deformidades de columna ( cifosis, escoliosis), debilidad ósea y muscular, músculos duros (por la calcinosis), caparazón blando (al principio en las placas marginales del espaldar, deformación y forma piramidal progresiva de las placas), síntomas nerviosos ( por la poca disposición del calcio a nivel neuronal) temblores, tetania, convulsiones, incapacidad de movimiento, coprostasis, distensión abdominal, incapacidad de comer, anorexia, caquexia, anemia, letargia por hipoglucemia, shock.

Diagnóstico paraclínico:

  •  A nivel de rayos X: falanges, hioides y huesos radiolúcidos, fracturas, calcinosis de tejidos.

  • Alteraciones en el ECG: T elevadas, disminución TP, aumento QT

  • Sangre: recuentos celulares variables. Calcio normal o bajo, fósforo alto, relación Ca/P: 1.19-2.3 en normales y 0.18 a 1.9 en enfermas, si menor de 1.2 es muy probable tenga OM.

Un animal puede estar sano si tiene el calcio mayor de 6.5 mg/dl y nunca el  fósforo mayor de 9.4. Nunca estará enferma si el calcio es mayor de 12.5. Pero no hay límite concreto, hay que valorar el conjunto más el cociente más los síntomas.

AST y CPK pueden estar elevadas, según daño tisular, hipoglucemia, hipoalbuminemia según grado de desnutrición. Se ha de valorar riñón siempre.

El tratamiento debe de ser mínimo de 1 mes y puede dejar secuelas en la iguana: deformación ósea y acortamiento mandibular. Se debe evitar cirugías estresantes si hubiera fracturas y suelen sufrir ciertas parálisis, por lo que no comen ni tragan, siendo necesario al principio no dar vía oral para evitar aspiraciones neumónicas.

  • Si el animal no traga dar calcio (boro gluconato cálcico 10%) 100-200 mg/kg intramuscular o intracelómico cada 6 horas hasta cesar la parálisis y después cada 8-12h.

  • Si ya empieza a tragar, calcio 20% oral 1ml/kg en el alimento 1 -3meses

  • También, en casos graves se puede dar intravenoso o intramuscular 500 mg/kg por 3 días y repetir a los 30 días

  • Vitamina D3 oral 200 u/kg cada 7 días o 100 u/kg intramuscular, repetir a la semana o 50U/kg/día.

  • Para reactivar la reabsorción gastrointestinal, además dar suero 20-40 ml/kg/día y en fases con tetania dar glucosado 5%

  • El uso de la calcitonina no está claro y aunque acelera la curación, hay que tener cautela con la dosis, no se suele aconsejar en las primeras fases del tratamiento porque activan los osteoclastos y agravan la descalcificación ósea. Sólo se da cuando ya la normocalcemia está controlada. 1.5 u/kg/ cada 8 hs hasta 50u/kg/  por 7 días

  • Vendajes, antibióticos si hubiera heridas abiertas (no dar tetraciclinas). Analgésicos.

  • Ultravioletas o sol 3 horas / día.

  • Dieta sólo en los de hábito nocturno.

  • En carnívoros, dar presas enteras y que el calcio sea el 2% de la dieta.

  • En herbívoros, dieta baja en fósforo: nabo, col, repollo, papaya, brócoli, berros, acelgas, coliflor, y melón. No solo tomate y lechuga

  • Piensos específicos con calcio y otras especies nutritivas para recuperación.

  • En caso de retención de heces dar baños con agua templada durante 1 hora 2 veces al día, enemas, y/o administración intracloacal de parafina.

Las fracturas óseas por osteopatía metabólica, infecciones óseas (mordeduras o abscesos), accidentes, caídas son más frecuente en iguanas y tortugas. Muestran alteración en la motilidad y en la pigmentación de la piel.

Se puede hacer un vendaje por 1-2 meses, tardando la cicatrización ósea hasta los 6-18 meses. Se realiza la inmovilización uniendo el miembro afectado al tórax o la cola y en tortugas al caparazón.

Pueden usarse también fijadores, agujas, incrementar la temperatura, analgésicos, y calcio.

Hipovitaminosis A

Se da más en juveniles, tras acabarse el vitelo (a partir de los 4-6 meses). Es infrecuente en especies terrestres.

Se puede dar por exceso de gambitas en las tortugas acuáticas y/o dieta incorrecta (ausencia de carotenos)

En tortugas: blefaroedema, hinchazón de ojos asociado o no a infecciones, conjuntivitis purulenta, no comen (hasta que abran los ojos), estertores nasales, alteraciones de otras mucosas (riñón, pulmón, rinitis, estomatitis, y otitis), alteraciones cutáneas, caparazón blando, edemas cutáneos, anorexia, crecimiento lento, metaplasia escamosa e hiperqueratosis de epitelios de glándulas de Harder y lacrimal.

Vitamina A subcutánea desde 200 a 2000 U/kg 1 vez/semana durante 2-6 semanas. No pasarse de la dosis, se amarillean (hipervitaminosis, con lesiones de hígado, hueso, y piel).

Se pueden dar antibióticos si hay infecciones respiratorias (enrofloxacina 5 mg/kg subcutánea / día.), colirios, irrigar a presión, dieta con verduras rojas, hígado crudo, pescado.

Caparazón blando.-

Más que por déficit de calcio es por menor tensión visceral interna por consumo de vitelo.

Calcificaciones.-

Túnica media de los grandes vasos en iguanas (herbívoros). Dietas excesivas cárnicas (exceso D3 y exceso calcio). Fosfato cálcico en tejidos blandos, más en músculo liso y elastina. Varios órganos y epitelios. Tinción de Von Kossa.

Exoftalmia.-

Presentan ojos saltones u absceso ocular, frecuente en serpientes, tortugas galápagos, iguana y algunos geckos (la mayoría no tienen párpados, salvo el Eublefaris macularius).

Puede ser un síntoma de cualquier enfermedad (heridas, infecciones retrobulbares, oculares, inflamaciones de glándula de Harder, hipovitaminosis A, y ecdisis incompleta).

Pueden perder el apetito y el ojo casi siempre lo tienen abierto.

En serpientes se presenta contenido turbio o amarillento bajo la membrana especular (unión de los dos párpados en ofidios) sin alterarse en principio el ojo, se debe desbridar la membrana especular (saliendo ya transparente en la siguiente muda).

Se pueden dar antibióticos (enrofloxacina, ciprofloxacina y/o colirios tipo norfloxacina), y en algunos casos recurrir a la enucleación (ojo que es muy vascularizado).

Hipovitaminosis B.-

Las vitaminas del complejo B son:

  • Tiamina (B1)

  • Riboflavina (B2)

  • Niacina (B3)

  • Nicotinamida

  • Colina (B4)

  • Ácido pantoténico (B5)

  • Piridoxina (B6)

  • Cianocobalamina (B12)

  • Biotina (H)

  • Fólico (F)

La carencia se da en cualquier especie pero más en serpientes acuáticas, cocodrilos, iguanas y quelonios, por consumo de pescado crudo congelado (en el que la tiaminasa destruye la B1) y por plantas tipo helecho (Ptridium aqlium),  o equiseto (Equisetum arvense), deprivantes del complejo.

El consumo de huevos crudos produce hipovitaminosis dado que la avidina (de la clara) une y reduce la absorción de biotina produciendo el síndrome de hígado graso.

Los síntomas son anorexia, debilidad, al principio ya hay síntomas nerviosos como: neuritis periférica, mirada hacia atrás, volteo de cabeza, opistótonos, parálisis de músculos posteriores, elevación de cola (ofidios y saurios), y mirada perdida.

Diagnóstico diferencial: Osteítis Metabólica, hipotermia, virus CoI en boidos.

Tratamiento: podemos producir una mejoría en 7 días con B1 25-100 mg/kg oral, B12 20-50 microgramos/kg intramuscular o subcutánea, así como complejo B 25mg/kg intramuscular o 30 gr. de B1 / kg pescado.

 

Enfermedades traumáticas o quirúrgicas

Mordeduras

  • Por quelonios mordedores: Tryonix y otras carnívoras, Chelidra, Chelodina, Macrochelys, y Pseudemys.

  • Por saurios: Heloderma sp. Sus glándulas salivares polistomáticas mandibulares contienen hialuronidasa, fosfolipasas, kallicreinas, produciendo con su mordedura, edemas, dolor, equimosis, linfangitis, mareos, sed, cefaleas, y colapso. Además otras posibles mordeduras por otras especies que aunque tengan dientes pequeños, son numerosos y con mucha fuerza, podrían ocasionar serios daños en manos inexpertas (escincos, varanos, e iguanas adultas).

  • En cuanto a las mordeduras de serpiente, las no venenosas aunque no tengan veneno, sí pueden tener enzimas digestivas en su saliva, muerden, infectan y sangran sus heridas. Las venenosas (unas 500 de las 2600 especies) requieren un manejo especial con cilindros de contención, palos especiales, etc.

En Europa existen mordeduras bien en los carnívoros domésticos como en el hombre por las especies del género Vipera que raramente muerden a no ser se las moleste o se las pise accidentalmente y raramente provocan las muerte (según unos datos, unas 50 personas/años son mordidas en Europa) y unas 45000 en el mundo más en India y África, por la cobra, mamba, etc., provocando la muerte hasta incluso en el 16% de los casos.

La composición del veneno depende de la especie y su efecto varía según la constitución, peso, salud, profundidad de la mordedura y su cercanía o no zonas periféricas del cuerpo, vasos sanguíneos, sensibilidad individual, adicionantes (embarazo, alcohol, fármacos), tiempo transcurrido.

En general consta de varias sustancias activas (más de 20) como enzimas fosfolipasas, fosfodiesterasas, nucleasas, L-amino ácido oxidasa, hidrolasas, hialuronidasas, entre otras proteasas y proteínas, histamina, serotonina, cationes metálicos, y lípidos.

Su efecto (según la especie) puede ser citotóxico, hemolítico, vasodilatador, hipotensivo, y neurotóxico, produciendo hemorragias, edemas, coagulación intravascular, parálisis muscular hasta respiratoria y/o cardiaca, necrosis, septicemia hemorrágica, en los crotálidos: edema local agresivo, espasmos, hipotensión, arritmias, sialorrea, y adenopatías. Más potente incluso la de los elápidos o vipéridos).

 Se dispone de suero antiveneno que debe de ser específico, causando muchas veces reacciones anafilácticas. El tratamiento muchas veces es sintomático: cortisona, vasodilatadores, analgésicos, difenhidramina, 10-25 mg/ animal intravenoso, antibióticos, antitetánica, adrenalina, además de tranquilizar, neutralizar y minimizar la necrosis y los efectos secundarios.

Unas prácticas a aconsejar serían mantener la zona afectada debajo del nivel cardiaco, entablillar y reducir la movilidad, mantenerse tranquilo, succionar y extraer con cortes longitudinales, y administrar antiveneno.

Otras prácticas de interés son por ejemplo, administrar vitamina K, que detiene la hemorragia y aplicar corriente eléctrica de la batería de un carro, dado que la corriente despolariza las proteínas del veneno.

Autotomía De Cola.-

Se da sobre todo en las familias Iguanidae, Lacertidae, Geckodidae.

Es causada por traumatismos o por mal manejo, nos podemos quedar con la cola en la mano, porque se desprenden de ella como mecanismo de defensa.

Suele regenerar, aunque, siempre algo más corta, menos compacta y resistente y de distinto color (de peor calidad), debemos tener en cuenta que mientras regenera su cola, el animal esta disponiendo de toda su energía, proteínas y metabolismo en la tarea por lo que mientras esto pasa cesa en su producción.

Requiere unos 6 meses en iguánidos y 2 meses en lacértidos para una regeneración casi completa de la cola.

La rotura se produce en un plano de fractura vertical o LCR (lugar preformado de rotura) que es una zona blanquecina situada en el cuerpo vertebral.

En caso de caudectomías quirúrgicas se debe de tener en cuenta esa línea, si no, se formará un muñón.

Sólo controlando la hemorragia y la infección sería cuestión de tiempo. Otros autores suturan sin más.

Gangrenas.-

 Las gangrenas de cola o digitales se dan por enrollamiento por pelos o hilos del terrario, por déficit vascular, sequedad ambiental o deshidratación, hemoparásitos, frío, traumas, iatrogénicas, toxinas, vasoconstrictores, tumores, hongos procedentes de vegetales descompuestos, etc.

 Se caracteriza por cambio de color a negro, piel seca y acartonada o húmeda (pus), necrosis, y dolor.

 No son regenerables.

 Como tratamiento: evitar enmohecidos, aplicar pomadas coagulantes, hidratar, desparasitar, y corregir temperatura.

 Fracturas De Caparazón.-

Normalmente son producidas por caídas (sobre todo las tortugas acuáticas, que no tienen miedo a escalar), mordeduras, segadoras, cortadoras de pasto y tractores. A veces incluso se dan sin solución de continuidad en la parte externa, por lo que se requiere radiografías de hueso y algunas presentan grandes heridas abiertas, anemia, y hematuria.

Las que están en crecimiento pueden crecer con deformación.

El pronóstico suele ser bueno, pero lo consideramos malo si hay más del 70% afectado.

Tratamiento con fluidoterapia, analgésicos, hierro 12mg/kg/día por 45 días, Vitamina B12 0.05 mg/kg durante 5 días, suturas de aproximación con acero o no, desbridar tejidos muertos, pomadas, hemostáticos, cierre con acrílicos, masillas, fibra de vidrio y resina epoxi.

Las heridas torácicas en quelonios pueden tener buen pronóstico por su trabeculado ya que la presión negativa que se produce no es tan importante como en los mamíferos.

Dar antibióticos durante más de 10 días

 

Enfermedades del Aparato Digestivo

Estomatitis .-

Aunque se da en cualquier especie, son más frecuentes en ofidios y en algunas tortugas y camaleones (estos segregan unas sustancias olorosas para atraer los insectos), bien por mordeduras causadas por presas vivas, dieta grosera y monótona, intentos de escapar, hipovitaminosis A o C, quemaduras, golpes, osteodistrofia o bien por inmunosupresión local o por estrés, mala temperatura y nutrición, hacinamiento, e infecciones (Gram negativos, herpesvirus, protozoos, candida spp).

La estomatitis provoca anorexia, sialorrea, mal olor, hemorragias locales, pus, necrosis, incluso neumonías por aspiración y problemas oculares ascendentes, silbidos, delgadez, y vómitos.

Se tratan corrigiendo el estrés, con dieta forzada (incluso 15 a 30 días) o con sonda, hidratación, desparasitar, lavados locales, antibióticos, y vitamina C (que aunque la sintetizan, en situaciones de estrés tienen gran consumo) 150-200 mg/kg intramuscular.

Fecalomas. Cuerpos Extraños.-

Se da sobre todo en tortugas, boa/pitón, iguana, y varano, ocasionada por ingestión accidental de cuerpo extraño o por carencias minerales (preñez, dietas pobres), por tener tránsito lento en osteopatía, hipotermia, estrés, por tapones parasitarios, y por compresión causada por la nefromegalia en insuficiencia renal.

Síntomas: distensión, esfuerzos, anorexia, incluso prolapso cloacal (en la mayoría), y no se mueven.

Se diagnostican por radiología casi siempre.

Se pueden tratar con una buena hidratación, baños agua tibia a 20-25ºC durante 15-25 minutos, estimulantes de la motilidad como la cisaprida 0.5-2 mg/kg oral o primperán 0.06-1 mg/kg/día 7 días oral, parafina 2-5ml/kg diluidos 1:1 en administración oral o bien cloacal cada 8-10 horas o 2 gotas de diactil sulfosuccinato sódico ( en caso de impactaciones), retocar terrario (evitar la grava pequeña), dieta liquida 15ml/kg / día, controlar la temperatura, desparasitar y si no mejoría, enterotomía.

Las intususcepciones se dan más en saurios, por infección o parásitos.

Infecciones.-

Generalmente son ocasionadas por Salmonellas (existen más de 20 especies, también Arizona spp) vistas en el 94% de todas las especies de quelonios, ofidios y saurios (Iguana, Trachemys, Testudo) como flora normal saprofita en sus uñas, heces, piel, pero por inmunosupresión y mal manejo, acaban con el 90% de jóvenes (trachemys) y el 18-24% de sus dueños afectados por ellas.

Provocan hematemesis, babeos, palidez, diarrea verde y maloliente, caquexia, y deshidratación.

Se puede administrar Oxitetraciclina, Sulfa-trimetroprim 30mg/kg im, enrofloxacina. A veces es necesario practicar la eutanasia cuando hay riesgo para el resto de los animales.

Otros agentes son parvovirus, herpesvirus, adenovirus y picornavirus, Mycobacterias, Pseudomonas, parásitos tipo Criptosporidios, y amebas.

Gastritis / Gastroenteritis.-

La causa principal es la hipotermia y la dieta incorrecta que depriman al sistema inmune. Es frecuente en iguanas y boas.

Puede ser producida por las infecciones anteriores, desde banal a fibronecrótica o hemorrágica, pasando por gastritis crónica y biliar (por criptosporidios en saurios y ofidios).

Presentan distensión por engrose de la pared gastrointestinal, delgadez, babeos, regurgitación, vómitos con sangre, dispepsias, diarreas o constipación.

El tratamiento se enfoca regulando la temperatura, la flora intestinal, estimulantes de inmunidad, desparasitando, rehidratación, antibióticos: eritromicina 1-2mg/kg oral (que además acelera el tránsito), ojo no administrar en enfermos hepáticos, enrofloxacina 10 mg/kg intramuscular durante 10 días, vitaminas ADE 0.15 ml/kg y caolín en bajas dosis y repetidas.

La diarrea es un síntoma y puede estar producida por varias causas: parásitos de todo tipo, virus, bacterias, iatrogénica, y mala dieta.

Mala digestión, fermentación y cólico

Vista en serpientes y tortugas terrestres con heces sin digerir malolientes, letargia, y diarrea.

Aumento de tamaño de la vesícula biliar y de la producción biliar (ecografía) y mucho gas (radiografía).

La fermentación y el cólico pueden ser causadas también por hipotermia o cuerpos extraños.

Se aconseja aumentar la temperatura 1-2ºC postpandrial, dar preparados tipo eritromicina, primperán 0.06 mg/kg durante 7 días (activa la motilidad), cianobutina (colagogo), cisaprida, o simeticona para reducir el gas.

Cloaquitis.-

Inflamación de la cloaca que puede ascender rápidamente al intestino produciendo enteritis necrótica (causada por salmonellas en iguanas).

Tumores Intestinales.-

Son más frecuentes en ofidios (digestivos y orales). Como quimioterapia se puede utilizar la doxorrubicina 1mg/kg intravenosa.

Lipidosis Hepática.-

La lipidosis hepática o hígado graso y obesidad en muchas especies, es de más o menos frecuencia: Trachemys, Emydidae, Iguana, Varano, Cocodrilos.

Se produce por una dieta inadecuada por hiperingesta muy nutritiva (cremas, pan, pasteles, queso), excesiva hibernación, metabolismo lento y se aprecia cuando ya el 75% del organismo está afectado, siendo de mal pronóstico muchas veces, puede presentar diarreas verdosas malolientes, orina verdosa y densa, apatía, extremidades caídas o flácidas, piel péndula, ascitis, encefalopatía (incoordinación, torneo) sobre todo tortugas y lagartos. También tienen reducción del metabolismo de fármacos, respondiendo poco por ejemplo a la enrofloxacina.

A nivel de rayos X: silueta triangular (saurios), heterofilia tóxica o grasa, AST, ALT, ácidos biliares, biliverdina, CHOL, TRIG, Urea elevados.

Se puede realizar una biopsia por ambos lados, en las ingles, sin trepanar. En los saurios por el lado izquierdo (en el derecho está la vesícula y la vena porta).

El tratamiento se puede realizar con lactulosa (si hay encefalopatía) 0.5 ml/kg/día, tiroxina 20 microgramos / 2 días oral, carnitina 250 mg/kg, colina 50mg/kg, meteonina 250 mg/ 48h menos de 10 días, y anabolizantes que estimulen el catabolismo 0.5mg/ 7días.

Se aconseja que no coman 1 día / semana, debiendo promover que hagan ejercicio (explorar, buscar la comida), así como evitar la hibernación.

Anorexia.-

La soportan bien hasta cierto punto por su lento metabolismo (tienen gran resistencia) y suele tener causas:

  • patológica: sobre todo por estrés postcaptura o síndrome de inadaptación, cuerpo extraño, retenciones de huevos, hipotermia, parásitos, estomatitis, rinitis, mala dentición, pico deforme, lesiones oculares, gastroenteritis, distocias, virus, tumores, neumonías, etc.

  • no patológica: muy frecuente e idiopática en la pitón real (hasta 4 meses), se han visto atrofia de vellosidades. Hibernación, de octubre a abril, por celo (pitón) o por gestación (iguana, incluso hasta 45 días), postmonta, machos excitados, ovopuesta, ovulación, problemas jerárquicos, dieta incorrecta en cuanto a tipo, tamaño, presentación y organolépsia, manejo excesivo, falta de espacio, monotonía y falta de distracción, hipotermia, muda, los neonatos con vitelo rara vez comen, las necesidades de los jóvenes son mayores que las de los adultos, y muchas especies tienen el food imprinting de por vida.

Suelen presentar deshidratación, hipoglucemia, hipoalbuminemia, hipotermia, uremia si hay alteración renal o deshidratación, y leucopenia.

Es importante ver la vitalidad en cuanto a su desplazamiento, retracción de sus miembros, reflejos, ojos y si es en casos de posthibernación si sobrepasa la pérdida de más de 6% del peso anterior se debe de sospechar la existencia de infección, parásitos, malnutrición, enfermedad, por lo que se debe de llevar un control en el peso anual para permitir que hibernen o no. En la hibernación viven de las reservas grasas y del glucógeno hepático y pueden perder un 1% de su peso cada mes, las menores de 150 gr. pueden llegar a perder 14% y las de más de 200 grs. un 6%, mengua su glucosa y vitaminas liposolubles A, D y E.

Tratamiento: líquidos 15 ml/kg/día oral, sub cutánea o intracelómica, incluso el 4% de su peso, ver a qué hora come en libertad (asemejar).

En el caso de las serpientes, al adquirirlas es conveniente no molestarlas para que se adapten, darles las presa idónea (vivos y de campo), quitarla si no come en unas horas, repetir la operación a los 2-3 días, poner refugios, evitar el estrés, todo ello junto a un aumento ligero de la temperatura y en caso de no comer (sobre todo las pitones), recurrir a alimentación forzada o parenteral y acostumbrarlas paulatinamente y saber cuáles son las preferencias en su hábitat natural.

Sondaje: empezando por suero glucosado hasta llegar a alimentos densos y llegar a ofrecer y coman por sí solos. El volumen a suministrar es la mitad de la capacidad de su estómago (capacidad gástrica máximo 5% de su peso). Sondear pero sin saciar y no se acostumbre. Se dan casos de 6 meses sin comer (terrapene), 3 meses (iguana) y 1 año (pitón y boas). En quelonios se sonda hasta 1/3- ½ izquierda de la longitud del plastrón, en saurios 1/3 izquierdo y en ofidios midiendo hasta la proyección gástrica.

El tránsito digestivo en los quelonios es lento e imprevisible en descompensados, tardan en digerir, siendo también un factor a tener en cuenta en la administración de fármacos orales. Se marca la distancia, se da lubricante y se realiza el sondaje bucal o esofágico

Estimulantes apetito:

  • Complejo B 25mg/kg intramuscular, B 12 0.05 mg/kg intramuscular o subcutánea

  • Metronidazol 12.5mg/kg oral dosis única (afecta flora)

  • Diazepam 0.6-2 mg intramuscular, en tortugas

  • Cisaprida 1mg/kg (además acelera transito)

  • Tiroxina oral, carnitina, andrógenos.

  • Dieta fácil, incrementar la temperatura a 25-30ºC, vitaminas.

La recuperación puede ser lenta.

Fluidoterapia:

Fluidos 15-25ml/kg/24-28 hs en todas las especies

Se debe realizar control de la temperatura y si es posible calculando el % de deshidratación, analizar electrolitos y diferenciar el tipo de piel de cada animal, estado de muda y si hay o no nefropatía.

La mayoría de los líquidos en reptiles están intracelulares (el extracelular es muy bajo respecto a mamíferos). Un ejemplo de deshidratación sería moderada de un 5-8% cuando en ofidios persiste el pliegue cutáneo en todo su largo longitudinal. Un quelonio terrestre está deshidratado cuando tiene los ojos hundidos, piel poco elástica, mucosas secas, debilidad muscular, evidencias en bioquímica, descenso de filtración glomerular, oliguria, déficit de reservas de orina y hay presentes depósitos de acido úrico en cerebro, riñón, articulaciones, corazón, paladar y en orina alta densidad (normal es 1.003 a 1.012) y bajo pH.

En pacientes graves se administra glucosa y/o soluciones hipotónicas. Las isotónicas sólo van al extracelular. Nunca usar hipertónicas (causan grave deshidratación intracelular). Volumen máximo: 2-3% del peso corporal. Mantenimiento 30ml/kg/día fraccionado.

Los reptiles toleran grandes variaciones en la osmolaridad de la sangre y hasta grandes límites pueden compensarse en quelonios por el contenido de la vejiga. En animales ya descompensados aumenta la densidad de la orina, en sangre el acido úrico, hematocrito, albúmina, potasio y la posibilidad de acidosis, gota visceral y articular.

La administración oral se puede hacer en animales activos, despiertos. Es muy segura y activa la motilidad intestinal.

Se administra hasta un 2-3% de su peso en tortugas, 1-2% en saurios y serpientes. Otros optan por dar 5ml/kg en mezcla de agua y papillas nutritivas.

En proporción 1:1 Ringer Lactato + suero glucosado 2.5% + rehidratación en sobres orales o bien alimentación forzada.

Lactato + glucosado 2.5% en proporción 1:1, 2-3% del peso corporal.

 

Enfermedades de Aparato Respiratorio

Rinitis.-

En quelonios terrestres se da por hipovitaminosis A, hacinamiento, estrés, alergia, cambios de estación, tras sinusitis crónica, micoplasmas (Gopherus) o herpesvirus (Testudo), por neumonía (bacteriana), inmunosupresión, o fúngica (rara).

En condiciones normales el moco es casi acelular. Puede ser seroso a purulento, ruidos respiratorios y en avanzados, hemorragia bucal, estomatitis (más si vírica), y delgadez.

Diagnóstico con antibiogramas, frotis, cuerpos de inclusión, leucocitos, PCR.

La micoplasmosis en tortugas terrestres produce la URTD (upper respiratory tract disease). Micoplasma agassizii. Se da en cualquier edad, más en las adultas. Provoca edema palpebral, conjuntivitis/rinitis, y secreción nasal serosa o seromucosa

Tratamiento con: fluidos (hasta 5% de su peso/ día), gentamicina 2.5-6 mg/kg intramuscular / 3 días y repetir a los 14-21 días o 40mg+8ml nasal. Son poco sensibles a la amoxicilina. Oxitetraciclinas (para micoplasma) 5-10 mg/kg intramuscular u oral. Colirios de norfloxacina, gentamicina. Vitamina A 10000 UI, desparasitar internamente, temperatura a mas 27-28ºC, inmunoestimulantes (levamisol, interferón). Antivirales (en iniciales): aciclovir, ganciclovir, mucolíticos (N-acetil cysteina). Si hubiera sialorrea 50 microgramos/kg atropina.

Neumonía.-

Los reptiles no tienen tos y con los cilios que se afectan rápido, no es suficiente para eliminar moco.

En cualquier especie, más las tortugas terrestres y ofidios (Piton regius y molurus, Elaphe, Boa)

  • Según inmunidad, una u otra bacteria: mycobacterias, proteus, pseudo/aeromonas, (aspergillus)

  • Las gram negativas proceden de las saprofitas orales y su aislamiento a nivel pulmonar es diagnóstica.

  • Influyen el estrés, temperatura, nutrición, presencia de estomatitis (por aspiración, ofidios). En serpientes sobre todo por bajas temperaturas y excesiva humedad.

  • Presentan disnea, respiran con boca abierta (típico de ofidios), en algunos saurios es normal por hiperventilar, jadeo, espuma, descarga naso-ocular purulenta, anorexia, delgadez, y apatía.

  • Otros agentes: paramyxovirus en serpientes, con hemorragias, a veces convulsiones agónicas (cuerpos de inclusión, test de anticuerpos, existen vacunas muertas).

  • Hongos: poco frecuente, si inmunosupresión extrema. Criptococos (serpientes), Aspergillus (saurios) y frecuente en terrestres gigantes (Beauvaria bassiana, Paecilomyces, Penicilium), también por traumas o por mordeduras de perro.

  • Parasitarias: En serpientes, rhabdias, pentastómidos (raillietiella, kiricephalus, armillifer). Adultos ponen huevos larvados, se degluten, pasan a heces y roedores (hombre?) intermediarios cierran ciclo. Daño tisular.

Radiología: proyección craneocaudal y DV. Ofidios presentan densidad en sacos aéreos, en menores de 1 kg se ve bien.

Citología lavados traqueales o nasales (heterófilos, linfo y monocitos). Leucocitosis o no, AST, CPK. La mayoría suelen morir incluso con los mejores cuidados.

Antibióticos: enrofloxacina, gentamicina, sulfa-trimetroprim 30mg/kg/ día intramuscular, subcutánea u oral / 2 días + / 48h. Oxitretraciclina. Cuarentena de 15-90 días, temperatura óptima, luz 14 horas, vitaminas A y C, furosemida 5mg/kg intramuscular o subcutánea. Cloromicina, bromhexina + heparina (para que haya menos fibrina y coágulos en los bronquios).

Complejo estomatitis-rinitis-bronconeumonía en tortugas marinas.-

Mortalidad 70% en juveniles de tortuga boba y tortuga verde. Vibrio alginoliticus, Aeromonas hydrophila, Flavobacterium.

Se da primero un pus caseoso por vías nasales u orofaringe, pérdida de flotabilidad (si es afectado el pulmón), anorexia, lesiones en lateral de lengua y caudal de paladar duro.

Bronconeumonía difusa.

Herpesvirus en tortugas terrestres: lesiones en cavidad oral. Gopherus. Testudo. Cuerpos de inclusión. Lesiones desde boca a pulmón, estomatitis, glositis.

Enfermedad respiratoria por herpes en tortugas marinas.-

LET disease (lung, eye, trachea). Juvenil de Chelonia mydas. Conjuntivitis purulenta, estomatitis necrótica, traqueo-bronconeumonía.

Otras Enfermedades Infecciosas Descritas.-

  • Paramyxovirus (neumonías)

  • Retrovirus

  • Adenovirus

  • Herpesvirus.

  • Inclusion body disease IBD (retrovirus?). Pitón molurus, Boa constrictor (muy frecuente). Regurgitaciones crónicas y síntomas nerviosos: incoordinación, desorientación, opistótonos. Cuerpos de inclusión en varios órganos, acinos de páncreas, hígado y neuronas.

  • Hepatitis por herpesvirus en tortugas de agua dulce.

  • Papilomas en Platemys (boliviana) papilomavirus, lesiones en piel cabeza

  • Poxvirus en Gopherus y Testudo, cerca de párpados

  • Fibropapilomatosis en marinas por herpesvirus. La más importante. Chelonia mydas y en todas. Múltiples tumores cutáneos por todas partes (también interiores), se han visto Spirorchidos trematodos incluidos en ellos. Se trata con cirugía, criocirugía, estimulantes de inmunidad.

  • Micobacterias: varias capaces de zoonosis. Mycobacterium marinum, M. avium, M. tuberculosis. Produce granulomas sobre todo cutáneos y orgánicos. Es frecuente en tortugas acuáticas o semiacuáticas. M marinum, aislada en marinas y a partir del agua de mar.

 

Enfermedades del Aparato Genital y de la reproducción

Distocia y retención de huevos.-

El diagnóstico de gestación es variable según la especie, pero por norma general presentan mayor o menor grado de anorexia y además buscan el calorcito, aumentan de peso y/o volumen.

Por palpación los huevos son cada vez más firmes y van bajando en el abdomen.

En geckos se puede hacer una transiluminación (ovario derecho más craneal) y en ofidios se aprecian vesículas (de 6 a 20 Mm) en 3/5 del cuerpo que van agrandando y cada vez más ecogénicos hasta situarse en la mitad caudal (las serpientes tienen el ovario derecho justo distal a la vesícula y el izquierdo justo distal al derecho).

Las causas de retención en prácticamente cualquier especie pueden ser ambientales (ausencia de lugares de puesta, sustrato suelo muy duro y seco, excesivo estrés, ausencia de calcio o D3 en la dieta) o del propio animal (antecedentes, primíparas o muy viejas, alteraciones endocrinas, infecciones, cálculos urinarios, las criadas en cautividad suelen tener una madurez sexual más precoz de lo que correspondería, al año de edad incluso las iguanas), osteopatía, superovulación por excesivo alimento, huevos rotos, supernumerarios, fusionados, anómalos, duros o grandes ( no salida por canal pélvico), y otras patologías.

En tortugas ante una retención de huevos y si no hubiera impedimentos se puede intentar con oxitocina 1 u/kg, previamente se aconseja dar calcio, repetir una radiografía a los dos días y si no hay efecto, no movimiento de su posición, se debe de intervenir en la mayoría de los casos. Si hubiera movimiento seguir oxitocina.

Son muy frecuentes en la iguana, y si tras los 30-45 días de anorexia no hay puesta de huevos o el estado del animal no es normal, se debe de actuar, hidratar y calcio oral (de 1 a 10ml/kg ) para evitar la inercia oviductal y después oxitocina (1 a 20 U/kg ) una sola dosis que suele tener un efecto inmediato (las dosis repetidas no suelen hacer efecto), y si en unas 2 horas no hay efecto se puede decidir por la cesárea (en varias incisiones para sacarlos) o extracción de huevos o bien la esterilización (ovario-salpingo-histerectomía), evitando se rompan las yemas en abdomen

(Producen una intensa fibrosis), teniendo especial precaución con la arteria adrenal y renal cercanas a la ovárica, después analgesia, antibióticos, fluidos y en 2-3días ya pueden comer.

La mayoría de los folículos se reabsorben en 30días o se enquistan o incluso se pueden vía percutánea pinchar, reabsorberlos (si son blandos) y colapsen.

En ofidios la ovopuesta suele coincidir con la muda (ovulan 8-14 días después de la muda en culebras y 18-26días después en las pitones, influyendo además de la temperatura el tiempo transcurrido entre cópula y ovulación.

Los síntomas pueden ser distensión, anorexia, pérdida de peso, regurgitación, polaquiuria, intentos de puesta, descarga cloacal maloliente, disnea, paresia, edema de extremidades, posturas antiálgicas, alteraciones de la flotabilidad.

Hay que valorar radiológicamente o con ultrasonidos, incluso muchas veces son tan poco calcificados que pueden pasar desapercibidos.

Prolapso.-

Prolapso de Oviducto/ cloaca: en testudos e iguanas, por sobreesfuerzos, retenciones, fecalomas, tumores, infecciones, distocias, parásitos, puestas abundantes. Se debe evitar se reseque la mucosa y aparezca edema y necrosis.

Prolapso de Útero: El menos frecuente. Se vería la presencia del ligamento, tienen 2 cuernos. Si no se reinsertara se realiza celiotomía para reemplazar o castración.

Prolapso de Pene: es el más frecuente y se puede dar en la mayoría de las especies, se da por osteopatía metabólica, relajación de pene postmonta, mal manejo durante el sexaje, neurológico, estreñimiento. Se ha de limpiar, lubricar con vaselina, reemplazar (incluso incidiendo piel para agrandar la abertura) y en todo caso evitar la recidiva mediante una sutura en bolsa de tabaco dejándola 6-10días (hasta 4semanas). Si hubiera edemas y no fuera posible reintroducir, usar glicerina o concentrados de glucosa, agua fría y en su caso incidir piel. Además de tratar la causa, parafina, desparasitar. Se puede utilizar aunque hay autores que no, seguril 5mg/kg/día 5 días antes de operar o hidroclorotiacina 1mg/kg/día. Se requiere la amputación si necrosis, sabiendo que aunque no tienen uretra presenta gran irrigación, suturar con puntos en U o cruzados dejándolos 4 semanas, controlando la hemorragia, sirviendo el otro hemipene (saurios y ofidios) para seguir copulando.

Prolapso de Colon: se diferencia porque se puede observar gas y heces como contenidos. Se produce por tenesmo, falta de ejercicio, cuerpos extraños, enteritis bacterianas, parásitos. -Si reciente, recolocar y suturar, aunque el mal retorno venoso es frecuente (hinchazón y friabilidad). A veces es imposible por lo que se hace celiotomía, tratar causa y/o colopexia o anastomosis termino-terminal si necrosis.

Prolapso de Vejiga sobre todo en especies desérticas y que tengan vejiga, por cálculos. Uréteres (no desembocan en vejiga, si no en urodeum), 1 o 2 vejigas, si hay necrosis suturar doble invertida (ojo con la superficie, la vejiga participa en la reabsorción de agua y electrolitos) es membranosa, fina y traslúcida en quelonios.

Malformaciones Congénitas.-

En serpientes son frecuentes por temperaturas de incubación inferiores a la óptima. Bicefalia. Polimelia (patas), caparazón defectuoso, dedos, acondroplasia.

También por temperaturas altas >30ºC a mitad de incubación. No efecto al final.

Radiaciones, genética, presión, humedad, pesticidas, nutrionales, vitamina A, calcio en cáscara.

Bicefalia en Elaphe escalaris (culebra escalera), Natrix naura, Malaclemys terrapin (T.diamante)

Enfermedades del comportamiento, regulación y el ambiente

 

Agresividad.-

Se da en muchas especies territoriales (Emys orbicularis, Iguana, tortuga rusa, Trionyx, Chelidra, Ágamos, Camaleones, Lacértidos, Piton reticulata y otras muchos ofidios, Varano, Tejo, Cocodrilos.).

Se produce por competencias con la alimentación, por hacinamiento, problemas de manejo (el no saberlas coger), relaciones sociales y de cortejo, señales de amenaza (hay un mundo de pautas de comportamiento).

Se debe de interpretar la causa y ver si es corregible: quitar al dominante, reducir el número de animales, sujetar las iguanas por bajo, no por arriba, comederos en alto, favorecer la exploración y el juego, escondites, terrarios amplios, variedad, los arbóreos deben de estar más altos que nuestra altura, debe de haber barreras visuales, etc., teniendo en cuenta que en el periodo de adaptación hay que ser suaves, no agobiarlos dejándolos tranquilos, ser lentos y persuasivos, incluso podrían llegar a comer de la mano. En iguanas muchos optan por castración con resultados ambiguos, a mayor tamaño y actividad sexual son las gónadas más grandes, a tener en cuenta en la cirugía junto con los vasos renales y adrenales. Se puede utilizar diazepam 2.5 mg/kg.

En el caso de la iguana la relación social en libertad suele ser de pocos minutos al día, el resto lo pasan o comiendo o explorando; son muy territoriales y les gusta estar solas, si estuvieran 24 hs juntas se podrían matar (se puede tolerar un macho, una o más hembras y algún juvenil). Su pauta puede ser: arquear lomo, mostrar costado (nunca va de frente), abre boca, dilata pupilas, extiende pliegue gular, muerde y persigue a sus rivales, mueve con sacudidas verticales su cabeza.

La iguana puede ser agresiva o territorial por naturaleza y se las puede amansar teniendo contacto con ellas durante 15 minutos 2 o 3 veces al día.

 

Síndrome de inadaptación.-

Se da en los 2-3 primeros meses post cautividad, más si las condiciones no son como en libertad. Siguiendo el proceso de un animal capturado en libertad, ha habido un gran gasto energético en la adaptación, si es que se adapta, haciéndolo mejor el que haya nacido en cautividad. Es más fácil la adaptación en tortugas, iguana y Pogona vitticeps y muy difícil en camaleón de montaña (a 28ºC todo el día se estresa muy rápido) vipéridos y algunos saurios (lacertidae, geckonidae y anguidae, anuros, urodelos) El estrés (por manejo, traumas, manipulación intensa, frío,calor ) determina que el exceso de cortisol liberado provoque delgadez, anorexia, deshidratación, estados carenciales y de inmunosupresión, infecciones secundarias, parásitos, déficit reproductor y se haga huidizo y agresivo. El colesterol, triglicéridos, glucosa y proteínas están disminuidas, puede haber anemia, CPK y blancos elevados, orina densa, aumento biliar (por la anorexia), insuficiencia renal.

Trataremos con hierro dextrano 12mg/kg im / 7d 45días. Vitamina B, líquidos 20ml/kg/día intracelómica, subcutánea, oral. Alimento forzado, bactericidas (no bacteriostáticos, ya que éstos necesitan de buenas defensas).

Ante un recién llegado se debe de dejar tranquilo, dar de comer y en 4 hs (2 hs si es cazador) quitar comida. Adaptación puede ser progresiva incluso de meses

 

Hipotermia.-

Las tropicales son las menos adaptables y se ha de saber las preferencias de hibernación de cada especie. Además antes de hibernar deben estar bien nutridas (con bastantes reservas), si no es aconsejable no lo hagan. En general una actividad es buena si están a 28ºC (trachemys ya a 25ºc) y a 15-18ºc ya drásticamente mengua su actividad (la especie de tortuga Platisternum soporta 15ºC o menos en las montañas chinas).

La hipotermia provoca déficit motriz, sensorial y de reflejos, vasoconstricción, gangrena, nulidad de peristalsis intestinal, tránsito lento, déficit de enzimas digestivas, desequilibrios digestivos y de flora, timpanismos, fermentación, anorexia, retenciones, inmunosupresión, rinitis, otras patologías.

Se trata con incremento gradual en 2-4 horas (no brusco) de la temperatura hacia la TCO, no con incandescentes ni infrarrojos, ni microondas. Si ya alteraciones nerviosas, dar vitamina B 0.5mg/kg subcutánea o intramuscular. Nitroglicerina 0.04 mg/kg intramuscular como vasodilatador, yogurt, antianorexiantes, lactobacilus, y suero. El pronóstico varía según patologías asociadas. El frío incluso es bueno para activar la reproducción (Vipera berus o víbora de laponia), Agrionemys horfieldii (tortuga de kazajstan) y en otras se requiere descensos previo a esa época.

Hipertermia

No tener la iguana en pleno verano al rayo del sol, se achicharra a 70ºC

 

Enfermedades del riñón y del aparato excretor

El metabolismo de los nucleótidos en el hígado determina que las pirimidinas se transformen de urea a CO2 y amoníaco y en el caso de las purinas: la adenina pasa a hipoxantina y de ahí a xantina (por la hipoxantina oxidasa), la guanina pasa directo a xantina. La xantina se metaboliza a acido úrico (en todos los reptiles terrestres, primates y en el perro dálmata) y de acido úrico a alantoína (reptiles acuáticos), pasando a la orina (blanco lechosa por el acido úrico y cristales insolubles), con ahorro de agua.

Carecen de asa de Henle (la mayoría de especies son incapaces de concentrar la orina) y si no fuera por ello tendrían una gran pérdida de agua. Un exceso de acido úrico en sangre determina que cristalice y precipite en articulaciones o vísceras (GOTA).

Enfermedad Renal y Gota.-

La gota es la causa de muerte del 4% de los quelonios, del 12% de los ofidios y 12% de los saurios.

Se puede dar en tortugas terrestres (en las testudo el acido úrico suele depositar en la articulación mandibular), kinixys, lagartos terrestres (iguana, varano, camaleón).

La orina es más concentrada y blanca cuanto más desértica sea la especie.

No suele ocurrir en especies acuáticas y en los boidos (que no tienen vejiga), concentran los uratos hasta yeso.

Se producen tofos viscerales (en cualquier órgano, riñón, serosas, hígado, pericardio, mucosa oral, epitelio pulmonar), articulaciones, piel (en las inserciones de las escamas). Son bultos duros (si fueran blandos, podría ser pus) y/o crepitantes, puede haber un punteado difuso en el paladar (que es muy irrigado en ofidios y algunos quelonios) y cursa con anorexia, pérdida de tono muscular, y apatía.

Sobre el acido úrico influye más la hipotermia y la mal función renal que la deshidratación.

Cualquier factor que pueda dar lugar a una nefropatía: hipoperfusión renal, deshidratación crónica (más del 6%) que aumenta la concentración de solutos, hipotermia (da lugar a mal función renal, lento metabolismo proteico y lenta eliminación de metabolitos), daño renal, infecciones, dieta proteica (herbívoros alimentados con pienso de gato), normal aumento en serpientes hasta 10 veces postpandrial durante 1-4 días, hipovitaminosis A (lesión de los epitelios), antibióticos (gentamicina, sulfamidas, estreptomicina), parásitos (trematodos en túbulos, Styphlodora spp), hipoplasia renal, alteraciones del sistema porto/renal, y mal manejo (cautividad).

El fósforo y el calcio pueden estar normales y no se han de confundir esos depósitos con las calcificaciones ectópicas: a nivel de rayos X el calcio se vería más radiodenso, no habría depósitos en pericardio y si se aprecia en el tercio posterior se podría confundir con un cálculo vesical. Con ecografía se vería un punteado hiperecogénico en hígado, corazón y pulmón, endoscopia punteado blanquecino.

La concentración de acido úrico normal: < 2 a 6 mg/dl. En sangre está sobre todo en forma de urato monosódico poco soluble.

A más de 25 mg/Dl. (1.48 micromol/litro) el acido úrico cristaliza y precipita, depositándose (tofos).

Puede haber eosinofilia y aumento de AST según lesión tisular.

Los cristales al microscopio se ven como estrellados, no fijar en formol (se fija en alcohol).

La orina puede ser normal y sin bacteriuria.

Diagnóstico diferencial con la insuficiencia renal, hiperparatiroidismo (acido úrico estaría normal y habría hipercalcemia), artritis (deformaciones, exostosis) y micobacteriosis.

Tratamiento:

  • Hidratar (Ringer 15ml/kg/día) y temperatura sea la óptima

  • Disminuir su producción: alopurinol 10-20 mg/kg oral durante meses (bloquea la xantinoxidasa)

  • Favorecer la eliminación: probenecid 250 mg oral. Bloqueando la reabsorción en los túbulos, al igual que la sulfinpyrazona (100-200 mg oral)

  • Colchicina: 0.5-1.2 mg oral/día para reducir la inflamación por los cristales

A pesar de toda la recaída es muy frecuentes

Insuficiencia Renal.-

Muy frecuente en iguanas y tortugas y raro en serpientes.

Se puede producir por deshidratación, dietas con excesivas proteínas y fósforo, por nefrotóxicos, hexamitas, hipovitaminosis A y puede cursar con anorexia, pérdida de peso, deshidratación, abdomen péndulo, dolor, retención de heces y orina, cambios en el color de la piel, edemas subcutáneos (distinto a la OM o a causa cardiaca o lipidosis), pérdida del tono muscular, nefromegalia, depósitos de acido úrico que sólo se suelen acumular en el riñón (degeneración de glomérulo con depósito de acido úrico renal, diferente a la gota, calcificaciones ectópicas frecuentes en costillas, tarso, carpo ( estos últimos en iguanas) y muchas veces suele cursar sin síntomas y muerte repentina.

En sangre hay aumento del fósforo, Na, Cl, K, puede aumentar el acido úrico y la urea, AST, CPK, leucocitosis, orina densa y pH bajo.

De mal pronóstico si ya está avanzado, se requiere fluidoterapia intensiva, evitar la absorción de fósforo intestinal (hidróxido de aluminio 100 mg/kg oral), controlar el calcio/fósforo, corregir dieta.

Urolitiasis.-

Es fisiológica en las especies que más concentran orina (Geochelone sulcata, Gopherus agasizzi y otras desérticas) y patológico en iguanas.

Influyen en su producción:

  • Anorexia

  • Deshidratación

  • patología renal (orina densa y concentrada)

  • infecciones

  • dieta hiperproteica.

Se aprecia o palpa bulto abdominal radiodenso, diferente a fecalomas, formato por cristales de acido úrico/urato y algunos de oxalato. Según tamaño, especie y afectación se realiza cistotomía.

 

Enfermedades de la piel y el tegumento

Deformaciones de pico y uñas.-

Pueden dejar de comer y adelgazar. El pico no lleva crecimiento vascular (aunque si hay vascularización en las uñas)

Se recomienda dar sustrato abrasivo, recortar, limar y dar vitamina A 10000 UI/kg, dar las cortezas de verduras, troncos para morder, etc.

No confundir con uñas largas de machos de Trachemys ni con las traseras de hembra Geocheloni pardalis que utiliza para excavar nidos.

Quemaduras.-

Son frecuentes en serpientes, iguanas, y tortugas por contacto con bombillas demasiado cercana, incendios. Presentan escaras necróticas oscuras o decoloradas.

Disecdisis.-

Mala muda, a trozos o retraso en la muda (ecdisis=muda).

Muchas veces es un síntoma de mal o excesivo manejo, sequedad o exceso de humedad, sustrato abrasivo no correcto, mala dieta e iluminación, osteopatía metabólica, alteraciones de tiroides, hipovitaminosis C, o caquexia.

Antes de una muda suele haber leucocitosis y bajada de colesterol y durante/después suele haber leucopenia. La muda es proporcional a la tasa metabólica y de crecimiento y depende de la edad, nutrición, temperatura, espacio. Una serpiente sana y bien alimentada puede mudar al menos 1 vez al mes. No siempre que se muda se crece y no siempre que crece se mudan.

Desde el primer signo de muda hasta acabar pueden pasar 7-14 días presentando cierta palidez al principio.

Los Geckos (se la comen) y las serpientes mudan de una pieza (tipo calcetín), presentando estas en el especulo del ojo coloración azul/blanca con el cual hay que tener cuidado y humedecer.

Iguanas y camaleones mudan trozos grandes en poco tiempo.

Varanos: trozos grandes en mucho tiempo.

Quelonios: pequeños trozos a lo largo de su vida.

Hidratar con aerosoles o cremas o suero 15ml/kg 3 días. Sumergir en agua tibia. Quitar trozos con pinzas. Yodo (1:50), tiroxina 20 microgramos oral / 2 días (también aumenta apetito en tortugas), Vitamina C 100 mg/kg im 1 dosis, corregir dieta, luz, y poner mejores abrasivos.

Inflamaciones De Dedos.-

Por gota, OM, quemaduras, infecciones, tumores, traumas, y abscesos. Si hay hipotermia e inmunidad bajas puede haber contaminación de capas más profundas, pododermatitis, necrosis, y hasta lesiones óseas. Es conveniente tratar 1 a 3 días antes de operar.

Abscesos.-

Los hay subcutáneos (cola y patas) con afectación ósea en profundidad, intracelómicos, de oído medio y especulares. Se producen por causas ambientales, arañazos (las iguanas suelen portar salmonellas en sus uñas), contaminación fecal, flora cutánea saprofita, por sequedad o exceso de humedad durante la muda. Se dan en iguánidos (cola, cuello y dedos), camaleones y tortugas de agua (cuello y miembros posteriores). Mauremys leprosa y Elaphe scalaris toleran alta concentración de bacterias en su piel.

El pus es sólido o semisólido en la zona central, por la falta absoluta o relativa de lisozimas (más líquido si es por bacterias anaeróbicas), las capas externas son algo más blandas y además son bastante histolíticos, se expanden con mucha facilidad y colonizan otros sitios, sobre todo los de Pseudomonas y Salmonella produciendo septicemias, presentando una gran cápsula fibrosa a la que no llegan los antibióticos en gran concentración.

Se recuperan mejor si tienen un preoperatorio de 2-3días previos: suero, temperatura óptima, y antibióticos. Sacar el pus, desbridar (sangran bastante) y que cicatrice por segunda intención de 2 semanas a 1 mes. La mayoría producidos por gram negativas, bacteroides, y fusobacterium.

En hematología hay trombocitos activos, heterófilos altos, proteínas alfa y gamma, CPK, PAL, AST.

La cicatriz es lenta e incolora o negra, según la lesión y la acción de respuesta de los melanóforos.

Se tratan con antibióticos varios (enrofloxacina, cefazolina), precisándose antibiogramas por su gran resistencia, vitamina C 100mg/kg, antisépticos.

Cabe mencionar que los cocodrilos tienen crocodilina: una proteína inhibidora de la multiplicación bacteriana en su piel.

En lagartos pueden estar producidos por Dermotophyllus congolensis (dermatofilosis), dando lugar a abscesos subcutáneos de 3-5 cm., por toda la superficie.

Absceso Auricular u Ótico.-

Terrapene, Trachemys y algunos saurios. 1 o los 2 oídos, causa multifactorial: contaminación de orofaringe a la membrana timpánica o por vía hematógena, traumática, ascendente, hipovitaminosis A (por metaplasia escamosa epitelial), mal manejo, peleas, inmunopenia, agua sucia, acumulo de bacterias gram negativas, aerobias o anaerobias en orofaringe, e hipotermia.

Se procede a quitar la pared inferior del absceso en media luna, sacando el pus caseoso que ya ha degenerado la membrana timpánica y toda la zona ya puede estar necrosada, dejando cicatrizar por segunda intención. Antibiograma, pomadas con gentamicina. Antisépticos por irrigación, clorhexidina al 1:30 con suero fisiológico, que resulta atóxico, poco residual, de amplio espectro; sin embargo, el yodo a más de 1% puede inhibir fibroblastos y el yodo libre (principio activo) se inactiva en presencia de suero,  y vitamina A. Muchas veces suele persistir un síndrome vestibular.

Mordeduras De Rata.-

En ojo, labios, lengua de serpientes por dárselas vivas.

La presa mejor darla atontada, no darla ni muerta, ni congelada viva (o dejarla viva pero con su comida).

Educarla a que coma: 1º viva, atontada, muerta, si no lo hace en 15minutos, no lo hará, sacar. Si no lo acepta, darla con pinzas, sin estresar. Necesitan tenerla incluso en movimiento (sensores de temperatura y movimiento).

Dar pomadas cicatrizantes (intralesional si hubiera adhesiones), cambiar vendaje diariamente, y antibióticos.

Tumores.-

Los tumores de piel son raros y la mayoría benignos. Diferenciar de los abscesos. Microbiología e histología. Fibromas, fibropapilomas y melanomas en serpientes. La aparición de tumores en general tiene dependencia de luz, Tº, humedad, alimento, higiene, estrés e inmunidad. La clínica casi nula al principio y la mayoría se presentan antes de morir.

Parásitos Cutáneos.-

Por habitar en sitios sucios, animales importados recientemente, contaminados y sin cuarentena.

Hay unos 250 géneros de ácaros, siendo el más frecuente el Ophionyssus natricis, (bajo las escamas de ofidios y saurios, una hembra pone 90 huevos que desarrollan en el sustrato, 5 estadios y todas parasitan la sangre. De ninfa a adulto en 13-19días, adultos viven 40 días e incluso pueden estar 3 semanas fuera del hospedador sin comer. Tienen 8 patas, 4 delante 4 detrás.

Hirstidiella (en iguánidos), Geckobia (en geckos). Trombiculidae (Chiggermite) en geckos, ágamos e iguanas, solamente sus larvas son parásitas (formas adultas son vegetarianas). Adultas tienen 8 patas y las juveniles 6patas y son peludos. Cloacaridae en mucosa cloacal de tortugas acuáticas, provocando irritación.

Garrapatas, con 7 géneros, más bien son oportunistas, unas son más específicas y la mayoría son formas inmaduras de las que atacan a mamíferos (Ixodes). Se agarran a labios, orejas, y peri orbicular (ofidios y saurios), pericloacal, pulpejos (saurios y quelonios), bajo escamas. Tienen mimetismo pigmentario por lo que a veces son difíciles de identificar.

En general provocan molestia, depresión, anorexia, rascado, heridas infectadas, petequias, caída de escamas ventrales. Sobre todo los ácaros que pueden ser muy numerosos llegan a producir anemias.

Además son trasmisores de: pleurocéstodos, filarias (subcutáneas, como la Macdonaldius en Boas), miasis, hepatozoon (por garrapatas), Aeromonas hidrophila (por ácaros, septicemia en serpientes), retrovirus (por ácaros en Boas), produciendo neumonías, estomatitis. Raramente afectan a humano produciendo casos de dermatitis.

El tratamiento varía según la cantidad y las condiciones del animal. No lo hay eficaz y seguro 100% a la vez, por lo tanto todo sea combinar:

  • quitar manualmente si son pocos.

  • baños con agua 30 minutos, agua a presión, baños con yodo diluido.

  • cubrir con una capa de aceite, se ahogan los ácaros. Parafina en el pliegue del ojo en serpientes.

  • permetrina 1% y piretroides 0.35%, fipronil 0.25%, metoprene (inhibidor de factores del crecimiento) asociado a piretrina (piretrina: derivado natural de flor crisantemo). En general se usan piretrinas de 0.18 % pero puede haber efectos tóxicos en 15 minutos, sialorrea, ataxia, fasciculaciones nerviosas, posturas dorso abajo (serpientes), debido a la gran superficie y poco volumen, más en las jóvenes con más absorción cutánea. Cuidado con la boca y ojos (poner gota aceite o lubricante), cloaca y tímpano. Tratar con atropina 0.4mg/kg intramuscular, Diazepam 0.5 mg/kg intramuscular, soluciones isotónicas 20ml/kg intravenosa, intracelómica. Los piretroides tienen más ventajas: son piretrinas sintéticas, más rápida acción, más baratos, no necesita sinérgicos, gran espectro, poca toxicidad y pocos residuos, se degradan bien. Ej.: resmetrina 0.35%, mejor y dura mas.

  • Selamectina, de elección pero no 100%

  • Ivermectina 0.05 a 0.2 mg/kg oral o subcutáneo cada 14 días en ofidios, 0.2mg/kg intramuscular cada 28 días en saurios, 0.025 mg/kg intramuscular en quelonios (unos si, otros no, en trachemys,  terrapene, testudo, serpientes asiáticas, y escincos tiene mecanismo acción tóxico siendo mortal para muchas especies). Si no, baños al 10% 7-10 días. Los quelonios es raro tengan ácaros.

  • Control ambiental, roedores.

Miasis.-

Son frecuentes en la base de la cola, cloaca y plastrón. Lucilia spp y otras. Quitar con pinzas, con chorro agua o aire caliente. Además muchos dípteros, incluidos phlebotomos se alimentan de sangre de reptil y los culícidos en saurios pueden ser transmisores de hemogregarinas, virus y filarias.

Ulceropatía de Caparazón.-

Se da más en especies de caparazón blando y en las Testudo o Emydidos. Lo produce el Vibrio chitinivora y cualquier otra presente en las escamas, incluidos hongos, por suciedad y depresión inmune. Provoca úlceras en el caparazón, no en piel, cráteres hasta 2cm y hasta hueso, a veces más en el plastrón y tardan en curar (diferenciar del SCUD y la tuberculosis cutánea).

Se trata con yodo al 50%, enrofloxacina 10mg/kg durante 15 días, tobramicina 10mg/kg durante 15 días. Gentamicina 5mg/kg / 3 días a 21 días. Ketoconazol 25mgk oral por 4 semanas, itraconazol 23 mg/kg.

SCUD (Septicemia Ulcerativa Cutánea)

El SCUD (Septicemia Ulcerativa Cutánea) también llamado dermopatía septicémica es provocado por cualquier bacteria contaminante del agua o gram (-) sobre caparazón o piel ( más en cola y cabeza), aunque siempre colabora el Citrobacter freundii, junto a Serratia spp y Beneckea, teniendo estos microbios como reservorios a isópodos y gammáridos, actuando aquellos tras traumas, prácticamente en todos los quelonios (Emydidae, Chelididae, Trionydidae), provocando úlceras, caída de escamas, costras, cambios de color (forma superficial) hasta septicemias contaminando cualquier órgano.

Se trata con antisépticos locales, con o sin inmersión, pomadas, desbridando tejidos necróticos, antibióticos: enrofloxacina, ciprofloxacina, gentamicina, amoxicilina + clavulánico, cloramfenicol.

Filtrar el agua, evitar superpoblaciones, comer fuera del agua y control sobre reservorios.

Es de comentar que la mayoría de las heridas, sobre todo las más profundas, tardan meses en cicatrizar y curar, desde 5 meses a 3 años y en su caso se aconseja no entren en hibernación hasta curar, incrementando la temperatura al rango óptimo alto. En caso de suturas se dejan durante 4-6 semanas, tardan en degradar las reabsorbibles (mejor por hidrólisis que por proteolisis), curando mejor las suturas en la piel de los ofidios realizadas craneocaudalemente que las dorsoventrales (se pueden quitar en la muda siguiente a la cirugía).

En muchos casos en conveniente la cicatrización por segunda intención por ser menor la incidencia de infecciones.

Dermatopatía Vesicular (Blister Disease).-

Muy frecuente en serpientes, también en iguanas. Producido por Pseudomonas, Aeromonas y cualquier microbio fecal asociado a inmunosupresión, stress, anorexia crónica.

Hay producción de vesículas y ampollas bajo las escamas ventrales, más las cercanas a la cloaca, que se llenan de líquido, necrosan y dan lugar a costras negruzcas y van avanzando (diferente a como lo hacen las quemaduras que son parecidas pero no avanzan), anorexia, flacidez (blandas y sin tono) y pueden morir hasta un 50%. Se precisa antibiograma, Vitamina C, clorhexidina 20%, cambiar sustratos (periódicos) a diario, refugios y tranquilidad. La curación total se evidencia tras dos mudas seguidas.

 

Anestesia y Cirugía en Reptiles

Para exámenes clínicos, tomas de sangre o radiologías, etc., se aconseja siempre intubar ya que además de que respiran poco y no siempre se pueden monitorizar se aconseja ventilar intermitentemente, ya que aunque sean resistentes a la hipoxia el sondaje es fácil (según tamaño) o bien recurrir a hacerla con cámara cerrada o por nebulización.

Es indicada en cirugías dolorosas o con estrés intenso. 

Sedación necesaria para explorar y toma de muestras.

Se busca total inmovilización, analgesia perfecta, relajación suficiente y fácilmente reversible.

La Ketamina, el zoletil y el  propofol son fáciles de administrar y más económicas pero su  efecto es muy prolongado por metabolismo lento. 

La anestesia inhalatoria, ajustada, y con control de la ventilación, es de rápida recuperación.

Realizar control de las funciones vitales y la profundidad de la anestesia, según los diferentes reflejos:

  • Reflejo de volteo. En lagartos y tortugas hay que pellizcarlos.

  • Reflejo de retracción de la cabeza y patas. Penden del caparazón. Negativo pero presente.

  • Reflejo de retracción lengua (serpientes). Negativo pero presente.

  • Reflejo de retirada ante pellizco (dedo, cola o cloaca). Evalúa sensibilidad profunda y superficial. Suele estar ausente.

  • Reflejo corneal. Debe mantenerse. Serpientes y geckos en general párpados soldados por la escama luneta precorneal.

  • Reflejo de Bauchstreich. Reflejo de barriga. En decúbito dorsal, se frotan las escamas ventrales y hay pequeños movimientos. Negativo pero presente (serpientes).

  • Resistencia a la apertura de la boca. Casi nula.

Monitorización:

  • Ojo a la temperatura. (la mayoría a 30ºC en manta eléctrica desde la inducción hasta recuperación)

  • Pulsioxímetro, estetoscopio, electrocardiograma.

  • Recuperación en ambiente tranquilo, insuflar aire ambiental hasta que respire por sí solo (o pellizcando dedos o cola). Si no, doxapram 5mg/kg.

  • Son capaces de metabolismo anaeróbico varias horas, pero puede ser mortal.

  • Las cirugías largas requieren suero intravenoso o intracelómico 20ml/kg/día.

  • Recuperados cuando realicen el “volteo”.

Quelonios

22ºC durante la cirugía y 25ºC en la recuperación, para una buena eliminación de la anestesia.

  • Alfaxona/alfadolona: elección en cortos periodos y para intubar, intravenoso 9mg/kg o intramuscular. Ejemplo en el cuadriceps femoral.

  • Propofol. 14 Mg/kg. 1.0 –1.4 ml/kg intravenoso rápida con aguja 27 G.

  • Ketamina. No en debilitados ni enfermos hepáticos. Las sanas no reaccionan a 50mg/kg, requiriendo 100 mg/kg. Intubar y después la gaseosa. Se usan 40-80 mg/kg intramuscular y entran en apnea si damos más de 100 mg/kg.

  • Zoletil: 10-20 mg/kg intravenoso. Empezando con la mitad de la dosis o menos. Antagonista: doxapram.

  • Halotano, isofluorano 1.5-2% con oxígeno a presión positiva (ventilaciones varias por minuto).

  • Metoxifluorano (metofane): no en enfermos renales ni en toxémicos.

Lagartos y Serpientes

  • Alfaxona: 6-9 mg/k intravenoso o 9-15 m/k intramuscular (buena, la intramuscular es menos predecible)

  • Halotano 4%, mantenimiento 2%. Inducción y recuperación lenta. No en enfermos hepáticos. Requiere ventilación.

  • Isofluorano 1-6% inicio y recuperación rápida. Buena relajación muscular y buena analgésia. De elección.

  • Ketamina 10-20 mg/kg subcutánea, intramuscular, o intraperitoneal. Dosis baja y subir cada 20-30 minutos hasta deseada. No dar en animales débiles, ni deshidratados. Saurios: 30-50 mg/kg intramuscular (mala miorelajación si no se usan benzodiacepinas). En el tríceps braquial (lagartos) y paravertebral (ofidios)

  • Ofidios: 30-100 mg/kg. Excreción renal: evitar sistema porta.

  • Zoletil: 5-10 mg/kg intramuscular. Variable según especie. Excelente en la Iguana.

  • Metoxifluorano 1-4% mejor analgésico que halotano pero resacoso y eliminación lenta. Ventilar antes de desintubar

  • Metomidato (hypnodil). 10Mg/kg intramuscular. Es sedante, no analgésico

  • Propofol 5-10mg/kg intravenoso rápido, preferido pero puede producir apneas.

Crocodilianos

  • Ketamina 40-60 mg/kg intramuscular, intravenoso (empezando con un 25-50% dosis inicial). No en enfermos renales.

  • Zoletil: 3-5 mg/kg. Zolazepam se potencia por la ivermectina.

  • -Ketamina / xylacina: En grandes cocodrilos: 1mg/kg rompún + en 30 minutos 20mg/kg de ketamina intramuscular (antagonista de ambos, la yohimbina).

En General

  • Ketamina /midazolam: 40 mg/kg + 2mg/kg intramuscular, probada en algunas tortugas. No dar en la tortuga pintada (Chrysemis picta).

  • Ketamina/xylacina: 1mg/kg rompún y en 30 minutos 20mg/kg ketamina

  • Ketamina/ domtor: 50mg/kg +0.1mg/kg intramuscular. Antagonista: atipamezol 1:1 vol.

Ketamina: tiene efecto variable según la especie e incluso en una misma especie. 25-45mg/kg intramuscular para sedación ligera + intubación o 60-80 mg/kg para cirugía. Incluso con 100mg/kg las serpientes se mueven y además poner suplementos de 10 mg/kg cada 30 minutos. Induccion dura 10-30 minutos y la eliminación 1 a 4 días y hasta 6 días en moribundos. Si más de 110 mg/kg, depresión respiratoria y bradicardia, requieren ventilación.

Zoletil: miorelajacion buena. La Tiletamina es 2 o 3 veces más potente que la ketamina. 5-30 mg/kg según efecto deseado.

Propofol. Se usa solo intravenoso o intracelómica, inducción en segundos y dura 20-45 minutos.

Anestesia Gaseosa:

  • Intubación. Incluso con sondas de orina o catéteres iv. Fácil en ofidios por tener la glotis en suelo bucal. No llegar al saco aéreo. Resto de especies la glotis se abre hacia atrás en la base de la lengua, muy carnosa. No pasar de la bifurcación de la traquea.

  • Inducción: directa tubo 3-5% o mascarilla o cámara o algodón o previo otro (ketamina).

  • Circuito: menores de 5kg circuito semicerrado con flujo oxígeno 300-500ml/kg/minuto En mayores, cerrado con reutilización del aire espirado, a 1-2litros/minuto de O2.

  • Ventilar con balón 2 a 4 veces/ minuto. Presión positiva no mayor de 12cm columna agua (10 mm Hg) y el inflamiento pulmonar no sobrepasar los dos primeros quintos de la distancia nariz-cloaca.

Halotano: Relajante débil, produce bradicardia y depresión respiratoria siempre. 1.5 al 2.55% en toda la intervención. Serpientes venenosas son más resistentes (más las vipéridas que las elápidas). No en enfermos hepáticos.

Metoxifluorano: mejor relajante y analgésico. Tóxico en elápidos y pitones. Hepatotóxico, nefrotóxico (fluor). Inducción y despertar largos. Bueno para cámaras de inducción, dura de 10-30 minutos.

Isofluorano: eficaz, potente y rápida. Baja solubilidad en sangre y grasa. 15% se metaboliza y el resto se elimina vía pulmonar. Menor depresión y mejor relajación.

Celiotomía

La celiotomía es la cirugía mediante la cual logramos un abordaje completo en cavidad abdominal, lo que nos sirve para intervenir en todos los organos abdominales.

En ofidios y saurios se hace por línea media o mejor algo lateral (primeras filas de escamas laterales, evitando el extremo de las costillas) para evitar la vena media y atravesando las 3 capas: piel, muscular y membrana pleuroperitoneal, en tortugas se realiza incidiendo el plastrón con sierra oscilante con ángulo de 45º, para después tener base de sustentación, separándolo de los músculos con levantador de periostio, retirándola del todo o bien dejando unida por colgajo a músculos retractores de miembros posteriores, incidiendo después la membrana celómica entre las dos venas ventrales laterales ( a ambos lados de la línea media, a medio camino entre el puente y la línea media), se realiza la intervención que sea ( enterotomía, ovariectomía, cistotomía), se cierra después con vicryl 6/0 la membrana celómica, con pomada cicatrizante antibiótica se coloca la porción de plastrón y después se sella, sin tocar los bordes, con varias capas de fibra de vidrio + resina epoxi u otras masillas polimerizantes o acrílicos o cerclajes. Se puede realizar via inguinal en especies grandes, (incluso las acuáticas tienen más zona de acceso que las terrestres), en caso de laparoscopias, sexaje, teniendo precaución con la vena femoral y sus ramas. Se trata con antibióticos durante 7-10días, no dejarlas hibernar en los próximos 6 meses y que la temperatura sea la óptima.

 

Medicamentos más comunes para utilizar en reptiles de zoogranjas

 

  


 

Manejo sanitario mínimo recomendado para las zoogranjas

1.         Aplicar vitamina AD3E en cada cambio de estación

2.         Llevar un control coprológico de la presencia de parásitos "parásitos"  y desparasitar "desparasitar"  contra diagnóstico positivo

3.         Llevar un estricto control de la presencia de ectoparásitos, tratando los mismos y remitiendo muestras de sangre "sangre"  frente a la presencia de ectoparásitos buscando que no haya hematozoarios transmitidos

4.         Mantener un corral aparte donde se pueda desinfectar suelo e infraestructura por lo menos una vez al año

5.         Mantener un corral de cuarentenario y un corral hospital

6.         Desinfectar todos los utensillos, comederos, etc con clorhexidina por lo menos dos veces al mes

7.         Mantener estrategias de alejamiento y control de hormigas y zonpopos

8.         Mantener siempre sombra y agua fresca en los corrales

9.         Si un reptil es muy agresivo con los demas, quitarlo del sistema

10.       consultar al veterinario ante dudas sobre enfermedades

 

ANEXOS

Norma Técnica para Cría en Granjas de Fauna Silvestre - NTON 05-020-02

1. Objeto.-

La presente norma tiene por objeto establecer las especificaciones técnicas y/o requerimientos que regirán todas las actividades de la Cría en Granjas de especímenes de especies de fauna silvestre en el territorio nacional.

2. Campo De Aplicación.-

La presente norma es aplicable a todas aquellas personas naturales o jurídicas dedicadas a la cría en un medio controlado de especímenes capturados en el medio silvestre en todo el territorio nacional sin perjuicio de su finalidad.

3. Definiciones.

3.1                          Cría en granjas de especímenes de especies de fauna silvestre o “ranching”: Es la actividad que implica la recolección controlada de huevos o de especímenes recién nacidos y que pueden ser objeto de comercio, provenientes de áreas de propiedad pública, privada o comunal, bajo manejo.

3.2                          Ambiente controlado: Un ambiente que es manipulado intensivamente por el ser humano con el propósito de manejar la especie de interés, y que tiene límites físicos diseñados para prevenir qué animales de las especies seleccionadas entren o salgan del ambiente controlado.

3.3                          Fauna Silvestre: Especies de animales que subsisten sujetas a los procesos de selección natural, cuyas poblaciones se desarrollan en la naturaleza.

3.4                          Manejo de fauna silvestre: Es el arte de favorecer o controlar la abundancia o distribución de las especies vertebradas e invertebradas.

3.5                          Especie: Categoría taxonómica que agrupa al conjunto de seres que presentan aquellas características genéticas que les permiten reproducirse entre sí.

3.6                          Espécimen: Todo animal, planta, parte, producto o derivado vivo o muerto.

4. Terminología.-

4.1                          Especies compatibles: Especies que por su tamaño, estrecha relación taxonómica, características físicas y de comportamiento similares, pueden convivir en un mismo espacio físico de manera temporal sin causarse daños de ningún tipo. Ejemplo, chocoyo catano  Aratinga canicularis y  chocoyo verde Aratinga nana astec.

4.2                          Aves de percha: Aves que generalmente utilizan ramas de árboles u otras superficies similares para posarse, ejemplos: loras, gavilanes.

4.3                          Perchas: Barras cilíndricas de madera colocadas en una jaula para aves, cuya finalidad es proporcionar una superficie de agarre a las patas del ave substituyendo lo que en el medio natural sería una rama  de árbol.

4.4                          Condominio: Estructura de madera, con plataformas horizontales de palma u otro material rígido, colocada en un encierro para reptiles, cuya finalidad es proporcionar una superficie para el descanso y soleado de los especímenes.

4.5                          Densidad: Se refiere al número de individuos en cautiverio por unidad de área.

4.6                          Terrario: Contenedor en el que habitan animales vivos terrestres o parcialmente terrestres.

4.7                          Acopio: Proceso por el cual se captura o se separan las especies orgánicas de su medio, inclusive sus productos o subproductos.

4.8                          Área de cuarentena: Recinto físicamente aislado destinado para la estabulación de animales procedentes de áreas externas al centro con fines de prevención y/o tratamiento "tratamiento"  clínico de enfermedades.

4.9                          Área de alojamiento de especimenes: Recinto donde se albergan los individuos, adultos o juveniles, que provienen del acopio.

4.10                      Área de incubación: Recinto provisto de incubadoras para el manejo controlado de huevos y crías.

5. De los Establecimientos de Cría en Granja de Fauna Silvestre en todo el Territorio Nacional.

5.1                          Requerimientos generales mínimos para la ubicación, diseño y seguridad de los establecimientos de cría en granjas para géneros y especies de la Clase Amphibia, Reptilia, Aves y Mamíferos.

5.1.1                   Los establecimientos de cría en granjas  podrán estar ubicados en zonas rurales y urbanas, y en el caso de Áreas Protegidas las instalaciones deberán estar localizadas según lo dispuesto en el Reglamento de Áreas Protegidas (Decreto 14-99).

5.1.2                   Las comunidades indígenas que tienen un régimen de propiedad comunal, u otros con propiedades bajo el régimen cooperativo podrán hacer uso de la fauna silvestre de acuerdo a lo establecido en esta norma.

5.1.3                   La infraestructura para el manejo de los especímenes deberá ser edificada con materiales de construcción convencionales que no pongan en riesgo la salud y el bienestar de los animales en cautiverio.

5.1.4                   Sin perjuicio de las infraestructuras que cumplan con los requerimientos generales del numeral 5.1.3 se consideran como aptas aquellas edificadas con los siguientes materiales:

5.1.4.1             Encierros de bloques, de zinc con esqueleto rígido de madera, tubo de hierro, perlín u otros, que cumplan con las especificaciones de seguridad y diseño.

5.1.4.2             Encierros de zinc y malla ciclón, con esqueleto rígido de madera, tubo de hierro o perlín.

5.1.4.3             Encierros de metal o malla metálica, con esqueleto rígido de madera, tubo de hierro o perlín.

5.1.4.4             Encierro de Sarán, cedazo u otro material con esqueleto rígido de madera, tubo de hierro o plástico.

5.1.4.5             Cajas de madera, plástico o cristal (terrario) con o sin malla metálica.

5.1.4.6             Las jaulas o encierros del establecimiento deberán garantizar que los animales no se causen heridas. Todos los bordes existentes deberán ser suaves o redondeados. Las uniones de madera –si las hay- deben ser terminadas de tal forma que el animal no pueda destruirlas royéndolas o arañándolas desde el interior.

5.1.4.7             Las Jaulas o encierros deberán contener únicamente animales de la misma  especie o especies compatibles.

5.1.5                   Para el manejo clínico de especímenes de especies acopiados o eclosionados de huevos acopiados de la naturaleza se requiere un área de cuarentena de acuerdo a los requerimientos de cada especie. Las instalaciones deberán estar a una distancia mínima de 50 m. en relación al complejo de Cría en Granja. La densidad máxima de individuos, tipo de infraestructura, dimensiones mínimas y componentes deben corresponder con los requerimientos específicos descritos.

5.1.6                   Los establecimientos que alberguen huevos  o crías recién nacidas de especímenes de especies de serpientes "serpientes"  venenosas deberán tener sueros antiofídicos vigentes y específicos para las especies objeto de manejo.

5.1.7                   Las dimensiones de alojamiento y densidades de individuos especificadas en esta norma están calculadas basándose en longitudes de  especímenes adultos, no obstante, los juveniles y neonatos serán manejados de acuerdo a estas mismas especificaciones salvo cuando se indique lo contrario.

5.1.8                   Las puertas y tapaderas de todas las infraestructuras detalladas en los numerales anteriores deben abrirse y cerrarse fácil y repetidamente a fin de garantizar su operatividad, evitando la fuga de los animales o la introducción de animales indeseables.

5.2                          Requerimientos específicos mínimos para el manejo y cría en granjas de especies de la Clase Amphibia:

5.2.1                   La infraestructura destinada al manejo de huevos o crías recién nacidas de especímenes de especies de la Clase Amphibia  deberá estar diseñada de acuerdo a las especificaciones generales consignadas en  el numeral 5.1

5.2.2                   Las condiciones de temperatura "temperatura" , humedad y ventilación deben ser las mismas existentes en el ambiente natural de la especie bajo manejo. En caso de que estos parámetros ambientales sean diferentes, deberán ser regulados artificialmente.

5.2.3                   Los estanques o depósitos para agua destinados al manejo de huevos  deberán estar equipados con sistemas de impulsión y filtrado para agua, no clorada cuando las características etológicas de la especie lo requieran.

5.2.4                   Los huevos , o masas de huevos colectados o acopiados, que requieran estadios acuáticos (renacuajos), deberán ser manejados en función de los requerimientos ecológicos de la especie. 

5.2.5                   Los renacuajos de una misma especie no podrán ser mezclados durante el período de la metamorfosis en un mismo depósito con otras especies.

5.2.6                   Para el manejo de huevos y renacuajos de ranas arborícolas de la familia Hylidae, se requiere una misma área para nacimientos, manejo de huevos, renacuajos y crías. La densidad máxima de masas de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 1.

 

5.3                          Requerimientos  específicos mínimos para el manejo y cría en granjas de especies de la Clase Reptilia

5.3.1                   La infraestructura destinada al manejo de huevos o crías recién nacidas de especies de la Clase Reptilia deberá estar diseñada de acuerdo a las  especificaciones consignadas en  el numeral 5.1.

5.3.2                   Las tapaderas de cajas, terrarios o estructuras rígidas destinadas al manejo y cría de especies de serpientes deberán estar forradas únicamente de malla plástica u otro material sintético similar.

5.3.3                   Las superficies laterales de cajas, terrarios o estructuras rígidas destinadas al manejo y cría de especies de serpientes  no deberán estar forradas con malla metálica.

5.3.4                   Las condiciones de temperatura, humedad y ventilación deben ser las mismas existentes en el ambiente natural de la especie bajo manejo. En caso de que estos parámetros ambientales sean diferentes, deberán ser regulados artificialmente.

5.3.5                   Los huevos o masas de huevos colectados, deberán ser manejados en función de los requerimientos ecológicos de la especie y no podrán ser mezclados con otras especies.

5.3.6                   Para el manejo de huevos y crías de tortugas de agua dulce,  de las familias Chelydridae, Emydidae y Kinosternidae  se requiere áreas diferentes destinadas para la incubación y alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 2.                                                        

5.3.7                   Para el manejo de huevos y crías de perrozompopos de la familia Gekkonidae  se requiere áreas diferentes destinadas para la incubación y  alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 3.

 

 

5.3.8                   Para el manejo de huevos y crías de iguanas  y cherepos de la familia Iguanidae se requieren áreas diferentes destinadas para la incubación y alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 4.  

 

5.3.9                   Para el manejo de huevos y crías de lagartijas lucias de la familia Scincidae se requieren áreas diferentes destinadas para la incubación y alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 5.  

 

5.3.10               Para el manejo de huevos y crías de lagartijas rayadas de la familia Teiidae se requieren áreas diferentes destinadas para la incubación y alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 6.

 

5.3.11           Para el manejo de huevos y crías de lagartijas lucias de la familia Boidae y Colubridae se requieren áreas diferentes destinadas para la incubación y alojamiento de crías. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones y componentes mínimos se describen en el cuadro Nº 7.

5.4                          Requerimientos específicos mínimos para el manejo y cría en granjas de especies de la Clase Aves.

5.4.1                   La infraestructura destinada al manejo de huevos o crías recién nacidas de  especies de la Clase Aves deberá estar diseñada de acuerdo a las especificaciones consignadas en el numeral 5.1.

5.4.2                   Las condiciones de temperatura humedad y ventilación deben ser las mismas existentes en el ambiente natural de la especie bajo manejo. En caso de que estos parámetros ambientales sean diferentes, deberán ser regulados artificialmente.

5.4.3                   Los huevos colectados, deberán ser manejados en función de los requerimientos ecológicos de la especie y no podrán ser mezclados con otras especies.

5.4.4                   Los huevos podrán ser incubados con los equipos industriales diseñados para este fin o por cualquier otro sistema de incubación que cumpla con las especificaciones ecológicas de la especie.

5.4.5                   Para el manejo de  huevos y crías de  la Clase Aves se requiere un área destinada al manejo de huevos (incubación) y un área para el manejo y alojamiento de crías recién nacidas. La densidad máxima de huevos, crías y tipos de infraestructura, dimensiones mínimas  y componentes de encierros, se describen en el cuadro Nº 8. 

 

6. Del Manejo de Especimenes en Establecimientos de Cría en Granjas de Fauna Silvestre.

6.1                          Requerimientos mínimos para el manejo de especímenes de fauna silvestre en establecimientos de cría en granjas.

6.1.1                   Los establecimientos de Crianza en Cautiverio de fauna silvestre viva, cuyas actividades son reguladas mediante esta norma técnica, deberán cumplir con las disposiciones administrativas de control establecidas por el ente regulador, y por la Resolución Ministerial 013-99 del MARENA, titulada: “Sistema de licencias y permisos para el acceso, comercialización local, exportación y reproducción de los recursos de biodiversidad”.  Así como con la Ley Básica de Salud Animal y Vegetal (Decreto No. 2-99.- Reglamento de la Ley No. 291).

6.1.2                   El establecimiento deberá contar con agua potable para la limpieza del local y para abrevar a los animales.

6.2                          El establecimiento deberá tener un área destinada a la producción de alimento vivo de acuerdo a los requerimientos nutricionales de las especies bajo manejo.

6.3                          La dieta de los especímenes en horarios, cantidad y tipos deberá ser preparada en base a los requerimientos nutricionales de cada especie, los especímenes bajo manejo deberán ser suplidos preferiblemente con alimentos provenientes de su medio natural o en su defecto sustituir con similares.

6.4                          El establecimiento deberá garantizar que los especímenes de las especies bajo manejo estén  marcados con anillos u otro tipos de marca señalizada por un código numérico o alfanumérico.

6.5                          La selección y aplicación de las marcas  para especímenes de especies bajo manejo, en ningún momento deberá ocasionar efectos negativos a los individuos marcados.

6.6                          El establecimiento deberá contar con jaulas separadas y aisladas físicamente del local donde se encuentran los animales sanos para el debido confinamiento  de  animales enfermos o lastimados (área de cuarentena).

6.7                          Toda la infraestructura del establecimiento de Crianza en Cautiverio deberá estar limpio, y para su desinfección se utilizarán sustancias que no causen daño y perjuicio a los animales bajo manejo.

 

GLOSARIO

[1] Poiquilotermo: animales incapaces de generar calor o regular la temperatura  interna por si mismos

[2] Ectotermo: animales capaces de asimilar calor o temperatura del medio externo o medio ambiente

[3] No puede girar sobre su eje

[4] Puede girar sobre dos ejes

[5] Desarrollo embrionario

[6] Dificultad en la postura del huevo

[7] Deformaciones o malformaciones fetales

[8] Nacimiento del animal sin miembros

[9] Incurvación patológica de la columna vertebral hacia dorsal

[10] Nacimiento del animal sin cabeza

[11] Ingesta voluntaria de materia fecal

[12] Corte de la cola del animal, ardid utilizado en la huida, pero que hace daño al animal

[13] Análisis de materia fecal

[14] Movimiento fisiológico intestinal

[15] Estado posterior a la ingesta, digestión del alimento

[16] Cámara especial para el recuento de glóbulos y/o espermatozoides

[17] Per os: dar medicamentos por boca

[18] Identificación del animal y propietario

[19] Interrogatorio al propietario

[20] Sobre todo los ectoparásitos transmiten enfermedades que afectan la sangre o la salud integral del animal como hematozoarios, bacterias, ricketsias, micoplasmas o chlamidias.

[21] Diagnosticada por el Centro de Estudios, Diagnóstico e Investigación Veterinarias de la UCC en el año 2005

[22] Enfermedades transmisibles de los animales al hombre

[23] Parato-hormona, hormona segregada por la glándula paratiroides

[24] Inflamación de la boca o aparato bucal

 

BIBLIOGRAFÍA 

1.         Anderson, N., Wack, R., Calloway, L., and Hetherington, T. Cardiopulmonary effects and efficacy of propofol   as an anesthetic in brown tree snakes, Boiga irregularis. Bull ARAV 1999;9(2).

2.         Arandas Rego, A. 1980. Sobre e identificacao das especies de Porocephalus que ocorrem em ofidios X da america tropical. Mem. Insituto Butantan, 44 (45): 219-231

3.         Backues, K. et al.1994. Ovariectomy for treatment of follicular stasis in lizards. J Zoo Wild Med 25(1).

4.         Bennet, R.A., 1991. A review of anesthesia and chemical restraint in reptiles. J Zoo Wild Med 22(3).

5.         Bennett, R. Avery, et al. Cardiopulmonary and anesthetic effects of propofol  administered inraosseously to green iguanas . JAVMA, V. 212 (1), 1998, pp. 93-98.

6.         Benson, Keith G., J. Paul-Murphy, and P. MacWilliams. Effects of hemoloysis on plasma electrolyte and chemistry values in the common green iguana  (Iguana   iguana). JZWM, 30 (3), 1999: 413-415.

7.         Benson, Keith G., and L. Forrest. Characterization of the renal portal system of the common green iguana  (Iguana  iguana) by digital subtraction imaging. JAWM, 30 (2), 1999: 235-241.

8.         Berry, K.H., D. Brown, M. Brown, E. Jacobson, J. Jarchow, J. Johnson, L. Richey, L. Wendland, and R. Nathan. 2002. Reptilian mycoplasmal infections. J. Herp. Med. Surg. 12(3): 8-20.

9.         Bonner, B.B. 2000. Chelonian therapeutics. Pp. 257-332, in The Veterinary Clinics of North America Exotic Animal Practice: Therapeutics, (S.A. Fronefield, ed.). Philadelphia, PA: W.B. Saunders Company. 3(1):1-370.

10.       Boyer, TH; Boyer, DM. Turtles, tortoises, and terrapins. In: Mader, Douglas R. (ed.) Reptile Medicine and Surgery. W.B. Saunders Co. Philadelphia, PA; 1996.

11.       Brown, D.R., I.M. Schumacher, et al. Application of diagnostic tests for mycoplasmal infections of desert and gopher tortoises, with management recommendations. Chelonian Conservation and Biology, 4(2): 249-262.

12.       Burke, A. C. 1989b. Development of the turtle carapace: Implications for the evolution of a novel bauplan. J. Morphol. 199: 363 - 378.

13.       Burke, A. C. 1991 The development and evolution of the turtle body plan: inferring intrinsic aspects of the evolutionary process from experimental embryology. Amer. Zool. 31: 616 - 627.

14.       Burridge, M et al 2002. Evaluation of safety and efficacy of acaricides for control of the African tortoise tick on leopard tortoises. JZWM 33(1):52-57.

15.       Burridge, Michael J. Significance and control of exotic ticks on imported reptiles. Proceedings of the Association of Reptilian and Amphibian Veterinarians, 2000: 121-122. Also paper in Florida Entomologist 85 (1), 2002.

16.       Cagle, F. R. The growth pattern of turtles in Lake Glendale, Illinois. Copeia (3): 197 - 203.

17.       Camin JH. An attempt to clarify the status of the species in the genus Ophionyssus Megnin (Acarina: Macronyssidae). 1949, J Parasitol. Dec;35 (6):583-9.

18.       Camin JH., Observations on the life history and sensory behavior of the snake mite, Ophionyssus natricis , (Gervais) (Acarina: Macronyssidae). 1953. The Chicago Academy of Sciences. Special Publication Number Ten. pp 1-75.

19.       Dennis, Patricia M., and Heard, Darryl J. Cardiopulmonary effects of a medetomidine-ketamine combination adminsitered intravenously in gopher tortoises. JAVMA, v. 220 (10), 2002: 1516-1519.

20.       Donoghue, S. 1996. Veterinary nutritional management of reptiles and amphibians. JAVMA, 208 (11), 1996: 1816-1820.

21.       Ducos de Lahitte J., zoonoses parasitaires transmises par les nouveaux animaux de compagnie, Bulletin de la Société Française de Parasitologie, Année 2001 - Tome 19 - Numéro 1

22.       Esslinger, J. H. 1962. Development of Porocephalus crotali   in experimental intermediate hosts. The Journal of Parasitology, 48 (3): 452-456.

23.       Fowler M., Zoo and Wild Animal Medicine, 1986, 2nd Ed., W. B. Saunders Company

24.       Franke, J. and T.M. Telecky. 2001. Reptile as Pets: An Examination of the Trade in Live Reptiles in the United States. Humane Society of the United States. Washington, D.C.

25.       Frye F. Biomedical and Surgical Aspects of Captive Reptile Husbandry, 1988, 2nd Ed., Krieger Publishing Company

26.       Gehrmann, W. 1987. UV irradiances of various lamps used in animal husbandry. Zoo Bio 6:117-127

27.       Gehrmann, W. et al. 1991. Early growth and bone mineralization of the iguanid lizard, Sceloporus occidentalis in captivity: is vitamin D3 supplementation or UVB irradiation necessary? Zoo Bio 10:409-416.

28.       Gilbert, SF; Loredo, GA; Brukman, A; Burke, AC. Morphogenesis of the turtle shell: the development of a novel structure in tetrapod evolution. Evolution and Development 2001 Mar-Apr;3(2):47-58

29.       Griñán J.V., Enfermedades de los Reptiles, Centro Veterinario JG Mutxamel, Alicante, España, 2003

30.       Harkness J., Exotic Pet Medicine, The Veterinary Clinics of North America, Small Animal Practice, 1987, 17, 5

31.       Harr, Kendal E. et al. Morphologic and cytochemical characteristics of blood cells and hemetologic and plasma biochemical reference reanges in green iguanas. JAVMA 218 (6), 2001: 915-921.

32.       Heath A.C.G. First occurrence of the reptile mite, Ophionyssus natricis  (Acari: Dermanyssidae) in New Zealand,1986, New Zealand Veterinary Journal, vol. 34, no. 5, pp. 78-79(2)

33.       Heaton-Jones, T. et al. 1994. Characterization of the ECG of the American alligator. J ZooWildMed 25(1)

34.       Heaton-Jones,t et al. 2002. Evaluation of medetomidine-ketamine anesthesia and atipamezole reversal in American alligators. JZWM 33(1): 36-44.

35.       Hendrix, C. M. y Blagbum, B. L. 1984. Reptilian pentastomiasis: a posible emerging zoonosis . Comp. Cont. Ed. 10 (1): 93-98.

36.       Holz, P. and Holz, R. 1995. Electrocardiography in anethetized red-eared sliders. Res Vet Sci 58:67-69.

37.       Holz, Peter, et al. The Anatomy and perfusion of the renal portal system in the red-eared slider (Trachemys scripta elegans). Journal of Zoo and Wildlife Medicine, Vol. 28 (4), 1997, pp. 378-385.

38.       Holz, Peter, et al. The Effect of the renal portal system on pharmacokinetic parameters in the red-eared slider (Trachemys scripta elegans). Journal of Zoo and Wildlife Medicine, Vol. 28 (4), 1997, pp. 386-393.

39.       Jacobson, E. 1994. Causes of mortality and diseases in tortoises. J Zoo Wild Med 25(1)

40.       Jacobson, Elliott R. Implications of infectious diseases for captive propagation and introduction programs of threatened/endangered reptiles. Journal of Zoo and Wildlife Medicine, V. 24 (3), 1993, pp. 245-255.

41.       Jacobson, E.R., J.L. Behler, et al. 1999. Health assessment of chelonians and release into the wild. Pp. 232-242, in Zoo and Wild Animal Medicine: Current Therapy, (M.E. Fowler, ed.). Philadelphia, PA: W.B. Saunders Company. 4: 1-747.

42.       Jacobson, E.R., J. Schumacher, S.R. Telford, E.C. Greiner, C.D. Buergely, and C.H. Gardiner. 1994. Intranuclear coccidiosis in radiated tortoises (Geochelone radiata). JZWM 25(1):95-102.

43.       Jacobson, E.R., E. Greiner, S. Terrell, and M. Garner. 1999. Intranuclear coccidiosis of tortoises. Proc ARAV: 85-86.

44.       Lazcano Villarreal D., Tovar Rodríguez M.L., Primer Reporte de Acaro Ophionyssus natricis  (Acarina: Macronyssidae) en Una Colección Herpetológica Para México. 1992, The Southwestern Naturalist, Vol. 37, No. 4, December, pp 426.

45.       Lloyd, Mark, and Pat Morris. Chelonian venipuncture techniques. Bulletin of the ARAV, 9 (10), 1999: 26-29.

46.       Lloyd, Mark, and Patrick J. Morris. Phlebotomy techniques in snakes. Bulletin of the ARAV, 9 (4), 1999: 30-32.

47.       Lock, B., Heard, D., and Dennis, P. Preliminary evaluation of medetomidine/ketamine combinations for immobilization and reversal with atipamezole in three tortoise species. Bull ARAV 1998; 8(4).

48.       Mader D. Reptile Medicine and Surgery, 1996, W.B. Saunders Company

49.       MARENA, “Normas y Procedimientos para la exportación e importación de especies de flora y fauna silvestre de Nicaragua Decreto 8-98” MARENA.

50.       Mitchell, M.A. 2002. Diagnosis and management of reptile orthopedic injuries. Pp. 97-114, in The Veterinary Clinics of North America Exotic Animal Practice: Therapeutics, (T.N. Tully, ed.). Philadelphia, PA: W.B. Saunders Company. 5(1):1-221.

51.       Orosz, S. et al. 1992. Follicle aspiration for treatment of pre-ovulatory egg-binding in a green iguana. J Small Exotic An Med 1.4. Follow-up letter to editor from S. Barten 2.1, 1992.

52.       Pérez, R. 1999. “Nicaragua: El comercio de fauna silvestre. En, Rescate de Fauna en el Neotrópico, ed. C. Drews. Editorial Universidad Nacional, Heredia, Costa Rica. P. 244-268

53.       Quesenberry K., Hillyer E., Exotic Pet Medicine I, The Veterinary Clinics of Norh America, Small Animal Practice, 1993, 23, 6

54.       Quesenberry K., Hillyer E., Exotic Pet Medicine II, The Veterinary Clinics of Norh America, Small Animal Practice, 1994, 24, 1

55.       Ramsay, E. et al. Tissue and serum enzyme activities in the yellow rat snake, AJVR, vol. 56 (4), 1995, pp. 423-428.

56.       Rand, A. et al. 1990. The diet of a generalized folivore (Iguana iguana) in Panama. J. Herp. 24.2

57.       Rimbaud E.; Pineda N.; Luna L.; Sacasa E.; Doña M.; Rivera G.; Ortega S.; Molina L.; Solórzano M.; Robletto S.; Flores H.; Gutiérrez J.; Sandino S.; Zeledón B.; Blanco E.; Parásitos diagnosticados por el Centro de Diagnóstico Veterinario de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad de Ciencias Comerciales, Nicaragua, ejercicio 2003 - 2004.- Boletín de Parasitología, UNA, Costa Rica, 3 (6): 2, 2005

58.       Rimbaud E., Pineda N., Luna L., Zepeda N., Rivera G., Primer reporte de Ophionyssus natricis  (Arthropoda, Acarina, Macronyssidae, Gervais 1953) parasitando Boa  constrictor constrictor en Nicaragua. I Congreso Científico del Consejo Nacional de Universidades, CNU, 17 de Marzo de 2006

59.       Riley, J. 1981. An experimental investigation of the development of Porocephalus crotali X (Pentastomida: Porocephalida) in the western diamonback rattlesnake (Crotalus atrox). International Journal for Parasitology, 11 (2): 127-131.

60.       Robeck, T. et al. 1990. Ultrasound imaging of reproductive organs and eggs in Galapagos tortoises. Zoo Bio. 9:349-359.

61.       Rooney, M., Levine, G., Gaynor, J., Macdonald, E, and Wimsatt, J. Sevoflurane anesthesia in desert tortoises (Gopherus agassizi). JZWM 1999;30(1).

62.       Schultz H., Human infestation by Ophionyssus natricis  snake mite.1975, Br J Dermatol., 93 (6): 695-7.

63.       Schumacher, J. et al. Inclusion body disease in boid snakes. Journal of Zoo and Wildlife Medicine, V. 25 (4), 1994, pp. 511-524.

64.       Self Teague, J. y R. E. Kuntz. 1957. Pentastomids from african reptiles and mammalas adn from reptiles of Florida Island, Britihs Solomon Islands (south pacific). The Journal of Parasitology, 43: 194-200.

65.       Self Teague, J. y R. E. Kuntz. 1967. Host-parasite relations in some Pentastomida. The Journal of Parasitology, 53 (1): 202-206.

66.       Self Teague, J. 1969. Biological relationships of the Pentastomida: A bibliography on the Pentastomida. Experimental Parasitology, 24: 63-119.

67.       Schultz H. Snake mites infestation. With a brief review of other mites which occasionally infest man, Ugeskr Laeger. 1974 Dec 2;136(49):2752-3

68.       Stahl, Scott J. General husbandry and captive propagation of bearded dragons, Pagona vitticeps. Bulletin of ARAV, 9 (4), 1999: 12-17.

69.       Shipley, A. E. 1998. An attempt to revise the family Linguatulidae. Archives de Parasitologie, 1: 52- 80.

70.       Storch, V. y G. M. Jamieson. 1992. Further spermatological evidence for including the Pentastomida in the Crustacea. International Journal of Parasitology, 22 (1): 95-108

71.       Urbina, R; Álvarez, L; Morales, B “Parásitos Gastrointestinales en neonatos, juveniles y adultos de la especie de Iguana   iguana (Iguana verde) en la granja experimental UNAN- Managua 2001-2002”

72.       Wagner, Robert A. and Randy Wetzel. Tissue and plasma enzyme activities in juvenile green iguanas. AJVR, V. 60 (2), 1999, pp. 201-203.

73.       Werner, Dagmar, I. and Tracy J. .Miller. Artificial nests for female green iguanas. Herp Rev. 15(2), 1984, pp. 57-58.

74.       Wozniak E., De Nardo D., Burridge M., Walker D., Funk R., Nathan R., Ectoparasites., 2000, J Herpe Med Surg., 10[3-4]:15-21

75.       Wozniak E., De Nardo D.,The Biology, Clinical Significance and Control of the Common Snake Mite, Ophionyssus natricis, in Captive Reptiles,2000,

J Herpe Med Surg., 10[3-4]:4-10

76.       Yunker CE. Studies on the snake mite, Ophionyssus natricis, in nature., 1956, Science, 124(3229):979-80

77.       Zepeda N., Rimbaud E., Soto J.L., Pineda N., Morales X., Rivera G., Prevalencia de ectoparásitos en reptiles de zoocriadero en Nicaragua, LII Reunión Anual del Programa Cooperativo Mesoamericano para el Mejoramiento de Cultivos y Animales, Montelimar, Nicaragua, 24 al 28 de Abril de 2006

 

 

Fuente: VET-UY - Material remitido por  Prof. Dr. Enrique Rimbaud - Decano - Facultad de Ciencias Agrarias - Universidad de Ciencias Comerciales - Nicaragua -  enrique.rimbaud@ucc.edu.ni

 

Este Web se ve mejor a 800 x 600 píxeles y se actualiza una vez a la semana.

 Si la información contenida en VET-UY incumpliere alguna Ley de Propiedad Intelectual, rogamos nos lo comunique  al e-mail: info@vet-uy.com  y será inmediatamente retirado, vea Términos y condiciones.