VET-UY Agro y Veterinaria

Desde el 1º de Marzo de 2004

 ISSN 1688-2075

UY Libros - Librería online   |    ¿Que es VET-UY?      |    ¿Quienes somos?    |    Contacto 

Establecer VET-UY como página de inicioAgregar VET-UY a favoritos

SERVICIOS DESTACADOS

  Becas

  Librería Online
CYBERBIBLIOTECA

Agricultura

Animales Exóticos

Apicultura

Avances Tecnológicos

Avicultura

Bienestar Animal

Bovinos

Caninos

Cinofilia

Cerdos

Equinos

El Albéitar

Felinos

Forestación

Formación & Estudio

Gestión Veterinaria

Laboratorio

Microbiología

Ovinos

Pequeños Animales

Piscicultura

Producciones Alternativas

Producción Animal

Profesión Veterinaria

Psicología y Familia

Salud Pública Veterinaria

Tec. de los Alimentos

Temas Empresariales

Trazabilidad

Turismo Rural

Ultrasonografía

Google

viñetaUY Libros

Libros Técnicos, Veterinaria, Agronomía, Agropecuaria, Informática, Universitarios, Facultades, Ciencias, Medicina, Nutrición y mucho más.

» ENTRAR «

 

Agradecemos a: Americarne; Instituto Plan Agropecuaria; INTA Balcarse; IICA Saninet; IVIS; AUIQ; AAMeFe; FEDNA; ITEPA; EXOPOL; Oncologíaveterinaria.com; Producciónbovina.com; AMMVEPE; Veterinariosursf; Laboratorios Provet S.A.; por autorizarnos la reproducción parcial o total de sus artículos publicados en Internet.

Página web Asociada de

incluida en el Directorio de Recursos de Webs Veterinarias

 

 

 

 

0112. Estudio de la dilatación derecha de abomaso.

Juan Vicente González Martín

Alfonso Monge y Asociados Veterinarios S L

Clínica Ambulante de Bóvidos, Dpto. de Patología Animal II, Fac. Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid, Avda. de Puerta de Hierro s/n. Madrid

E-mail: juanvi@vet.ucm.es

Publicado en: Alonso Díez AJ, González Montaña JR, Rejas López J. Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna Veterinaria [cd-rom] . León: Universidad de León, 2002; pp. 116-119. ISBN 84-7719-810-1.

 

Imagen de tapa no disponible

AGROPECUARIA

Imagen de tapa no disponible

ALIMENTOS

Imagen de tapa no disponible

VETERINARIA

Introducción

Las patologías de abomaso van tomando cada vez más importancia en la producción lechera. El desplazamiento a la izquierda es sin duda la de mayor incidencia dentro de ellas. Su corrección quirúrgica es la cirugía más frecuente en este tipo de producciones.

El diagnóstico, tratamiento quirúrgico y el pronóstico de esta patología es casi una rutina, aunque no por ello deja de haber novedades en estos campos.

No sucede lo mismo con el desplazamiento, dilatación y el vólvulo derecho de abomaso.

Descripción de la patología del desplazamiento de abomaso

La etiología de las dilataciones y desplazamientos de abomaso es la misma para el lado izquierdo que para el derecho.

Se cree que es la atonía de la víscera la precursora de la dilatación y posterior desplazamiento y/o vólvulo.

Tanto la atonía como la dilatación están ocasionadas por la excesiva producción de gas y ácidos grasos volátiles en el abomaso, que a su vez, están originados por dietas muy ricas en concentrados, muy pobres en fibra efectiva o ambas cosas a la vez.

La dilatación derecha puede venir precedida por dilatación en el lado izquierdo, y a su vez, precede al vólvulo, pero hay ocasiones en que se diagnostica un vólvulo sin otros antecedentes.

La frecuencia del desplazamiento a la izquierda es muy superior a la del desplazamiento derecho.

Según distintos autores la patología derecha se da con una frecuencia de entre un 5 y un 14 % con respecto al total de las dilataciones.

Diagnóstico de la patología del desplazamiento de abomaso

El diagnóstico del desplazamiento de abomaso a la izquierda es de sobra conocido. Se basa fundamentalmente en escuchar el "ping" característico a la percusión-auscultación del flanco izquierdo.

El diagnóstico diferencial sólo hay que hacerlo con los rarísimos casos de colapso ruminal y con el neumoperitoneo.

Pero en el lado derecho las situaciones patológicas y no patológicas en las que puede aparecer el "ping" son multiples :

  • Dilatación de abomaso

  • Vólvulo de abomaso

  • Dilatación gaseosa del duodeno

  • Gas en el yeyuno

  • Gas en el colon

  • Vólvulos intestinales

  • Torsión de mesenterio

  • Dilatación de ciego

  • Torsión de ciego

  • Neumorecto

  • Fisometra

  • Neumoperitoneo

Signos clave para el diagnóstico del vólvulo de abomaso:

"Ping" característico en la mitad superior del flanco derecho, en la zona de la 13ª costilla, que se extiende cranealmente hasta el limite del pulmón, pudiendo llegar tan atrás como la entrada de la cavidad pelviana.

Sonido muy claro de líquidos a la auscultación-sucusión.

Palpación vía rectal de la curvatura mayor del abomaso, salvo en casos de gestación avanzada y vólvulos de omaso-abomaso o de retículo-omaso-abomaso.

Ausencia de heces, en estadios avanzados hay moco y o melena escasa.

Otros signos y síntomas pueden ser más variables.

Cuando el vólvulo se presenta de forma súbita puede haber, en las primeras fases, un cuadro cólico, con nerviosismo, coceo, etc.

Hay distensión del flanco derecho y en muchos casos también del izquierdo, semejando un timpanismo subagudo.

La frecuencia cardiaca suele ser superior a 100 ó 120 ppm, pero no es raro encontrarse frecuencias de 80 y menores por el efecto vagal.

La motilidad ruminal está disminuida y en fases avanzadas, ausente.

En la orina hay aciduria paradójica.

Hay deshidratación con alcalosis metabólica.

En fases terminales recumbencia y quejidos del animal.

La temperatura es frecuentemente subnormal y hay fallo circulatorio periférico.

Debido a que la dilatación y el desplazamiento derecho de abomaso, pueden ser procesos subagudos y hasta crónicos, y que pueden solucionarse solos o con tratamiento conservador y que si se decide intervenir la cirugía no tiene porqué ser de urgencia, su diagnóstico diferencial con el vólvulo de abomaso es importantísimo.

El vólvulo evoluciona rapidísimamente, una vez presentado. El animal se tumba a las 24 horas y muere en 48 ó 96.

Por otro lado es muy importante el diagnóstico correcto porque el resultado de la intervención quirúrgica va a depender del momento en que se inicie ésta, o lo que es lo mismo, de la rapidez de la toma de decisiones.

La dilatación y desplazamiento a la izquierda tiene un patrón dinámico fijo, conocido desde los inicios de los estudios de la enfermedad.

Esto ha facilitado tanto el diagnóstico como el tratamiento medico o quirúrgico.

No sucede lo mismo con las dilataciones derechas, y ello es debido a diversas circunstancias:

El diagnóstico diferencial de los distintos "pings"del lado derecho es muy complejo.

La fase de dilatación derecha puede cursar de forma subclínica.

La dilatación derecha es clínicamente indiferenciable de la izquierda.

Dilatación izquierda y derecha se pueden alternar en un mismo animal varias veces seguidas.

La dilatación derecha puede solucionarse sola.

Cuando no se soluciona dará lugar a un desplazamiento izquierdo o a un vólvulo.

Los animales no mueren de esta patología, por lo tanto no es observable en una necropsia.

En caso de que un animal con dilatación derecha falleciera o fuera sacrificado, sólo una necropsia cuidadosa con el animal en estación podría permitirnos ver su posición.

No se puede observar por métodos diagnósticos no invasivos.

El transporte a un centro hospitalario puede por siísolo resolver la dilatación.

La fase previa al vólvulo abomasal es la dilatación derecha, pero debido a que el vólvulo se produce en varios planos del espacio y que puede englobar también al omaso, es difícil adivinar qué sucede en las primeras fases de la dilatación.

Con el ánimo de conocer qué es lo que hace el cuajar en las primeras fases de la dilatación derecha se voltearon animales diagnosticados de desplazamiento a la izquierda de abomaso, para inmediatamente ser intervenidos quirúrgicamente mediante una laparotomía paracostal derecha.

Materiales y métodos

Entre enero de 1999 y julio de 2002 se rodaron 146 vacas que presentaban desplazamiento a la izquierda de abomaso.

Para ello se derribaron con cuerda, mediante el método de cuerda larga de Hertwig, y se colocaron en decúbito lateral derecho, para después, atando separadamente las extremidades delanteras y traseras voltearla hasta dejarla en decúbito lateral izquierdo, procurando que el cuajar pasara al lado derecho, maniobra que se comprobaba por medio de la auscultación.

Después se levantaba al animal y se intervenía quirúrgicamente, por el método habitual de omentopexia paracostal derecha.

Resultados

De 146 vacas volteadas, en 91 casos el cuajar quedó en su posición fisiológica con el píloro ventral y ladeado a la derecha, aproximadamente a la altura de la vena mamaria.

En 29 casos el cuajar giró en el sentido de las agujas del reloj, mirando a la vaca por su lado derecho, colocándose en tres casos el píloro, algo por debajo de la herida quirúrgica, levantándose unos 45 grados.

En 14 animales el píloro se levantó unos 90 grados, quedando en la propia herida, o como en otros 12 casos, terminando cercano al librillo, habiendo girado 180 grados respecto a la posición fisiológica.

En todos estos casos descritos, la curvatura mayor siempre terminaba en posición ventral, o caudoventral en el caso de los 180 grados de giro con el píloro cercano al librillo.

En 14 casos permaneciendo el píloro en posición ventral, la curvatura mayor del cuajar se desplazó dorsalmente, pegada a la pared lateral derecha del abdomen, girando en el sentido contrario a las agujas del reloj vista la vaca desde atrás.

En otros dos animales ésta se levantó 90 grados y en otros 12 casos 180 grados, quedando entonces la curvatura mayor en posición dorsal y la curvatura menor en posición ventral.

En 5 casos el cuajar se desplazó cranealmente al librillo.

En 3 casos el cuajar se levantó girando 180 grados en el sentido de las agujas del reloj viendo la vaca desde atrás, quedando el abomaso dilatado colocado entre el rumen y el omento mayor.

En 4 casos las adherencias existentes en la cavidad abdominal no permitieron el paso del cuajar al lado derecho.

También se produjeron 3 torsiones de mesenterio, una de las cuales no pudo ser resuelta por falta de experiencia muriendo la vaca 12 horas después.

El paquete intestinal en estos casos gira unos 180 grados en el sentido contrario de las agujas del reloj, viendo la vaca desde atrás.

También se intervinieron 5 vacas gestantes de más de 5 meses, abortando sólo una de ellas.

Discusión

Creemos que con esta experiencia quedan determinadas las distintas formas que tiene el cuajar de dilatarse en el lado derecho con lo que la patogenia de la dilatación abomasal al lado derecho quedaría descrita.

En lo referente a las causas por que lo hace de distintas maneras, nosotros sólo podemos imaginar algunos motivos.

Entre los factores de importancia que creemos, puedan influir consideramos los siguientes:

El grado de dilatación del cuajar.

El contenido de éste (gas, liquido, comida o arena)

El grado de llenado del rumen.

El tamaño de la cavidad abdominal, la profundidad corporal.

Si se consigue o no tránsito de gas del abomaso al duodeno.

Si se ingurgita el duodeno proximal.

Si el gas puede pasar la flexura hepática del duodeno y llenar el duodeno descendente.

Si el gas escapa hacia yeyuno.

La motilidad del cuajar y el intestino.

La evolución siguiente a la fase de dilatación del abomaso derecho es la de producir un vólvulo, variando el plano de giro con relación a los anteriormente expuestos.

Bibliografía

Habel RE, Smith DF. Volvulus of the bovine abomasum and omasum. J Am Vet Med Assoc 1981; 178: 447-455.

Robertson JT. Right-sided torsion of the abomasum in the cow. Compend Contin Educ Pract Vet 1980; 2: 105-109.

StJean G, Constable PD, Hull BL, Rings DM. Abomasal volvulos in cattle following correction of left displacement by casting and rolling. Cornell Vet 1989; 79(4): 345-351.

 

Fuente:  Exopol - www.exopol.com

 

Este Web se ve mejor a 800 x 600 píxeles y se actualiza una vez a la semana.

 Si la información contenida en VET-UY incumpliere alguna Ley de Propiedad Intelectual, rogamos nos lo comunique  al e-mail: info@vet-uy.com  y será inmediatamente retirado, vea Términos y condiciones.