VET-UY Agro y Veterinaria

Desde el 1º de Marzo de 2004

 ISSN 1688-2075

UY Libros - Librería online   |    ¿Que es VET-UY?      |    ¿Quienes somos?    |    Contacto 

Establecer VET-UY como página de inicioAgregar VET-UY a favoritos

SERVICIOS DESTACADOS

  Becas

  Librería Online
CYBERBIBLIOTECA

Agricultura

Animales Exóticos

Apicultura

Avances Tecnológicos

Avicultura

Bienestar Animal

Bovinos

Caninos

Cinofilia

Cerdos

Equinos

El Albéitar

Felinos

Forestación

Formación & Estudio

Gestión Veterinaria

Laboratorio

Microbiología

Ovinos

Pequeños Animales

Piscicultura

Producciones Alternativas

Producción Animal

Profesión Veterinaria

Psicología y Familia

Salud Pública Veterinaria

Tec. de los Alimentos

Temas Empresariales

Trazabilidad

Turismo Rural

Ultrasonografía

Google

viñetaUY Libros

Libros Técnicos, Veterinaria, Agronomía, Agropecuaria, Informática, Universitarios, Facultades, Ciencias, Medicina, Nutrición y mucho más.

» ENTRAR «

 

Agradecemos a: Americarne; Instituto Plan Agropecuaria; INTA Balcarse; IICA Saninet; IVIS; AUIQ; AAMeFe; FEDNA; ITEPA; EXOPOL; Oncologíaveterinaria.com; Producciónbovina.com; AMMVEPE; Veterinariosursf; Laboratorios Provet S.A.; por autorizarnos la reproducción parcial o total de sus artículos publicados en Internet.

Página web Asociada de

incluida en el Directorio de Recursos de Webs Veterinarias

 

 

 

 

017. Ecografía Abdominal en Pequeños Animales.

Amalia Agut Giménez

Departamento de Patología Animal. Universidad de Murcia

Asociación Española de Veterinarios Especialistas en Diagnóstico por Imagen (AEVEDI)

Click aquí

Introducción

Muchas de las aplicaciones de la ecografía abdominal se corresponden a aquellos casos donde la radiografía es limitada, por lo tanto la ecografía complementa a la radiografía. La ecografía será muy útil en casos particulares, como obtener información sobre estructuras que no pueden identificarse fácilmente (ej. páncreas), medidas de órganos (intestino sin necesidad de dar contraste), examinar la cavidad abdominal cuando existe líquido peritoneal, determinar la estructura de masas de la cavidad abdominal, realizar una biopsia guiada para dar un diagnóstico definitivo de una lesión.

La interpretación de las radiografías abdominales se basa en el reconocimiento del tamaño, forma, posición, márgenes y densidad. De forma similar se debe interpretar un examen ecográfico, estudiando el número, tamaño, posición, forma y ecotextura de un órgano.

Imagen de tapa no disponible ISBN: 8496344053
Libro: DIAGNÓSTICO ECOGRÁFICO EN PEQUEÑOS ANIMALES
Autor: NYLAND

Técnica

La sonda recomendada para realizar una ecografía abdominal debe tener una zona muy pequeña de contacto con la piel, para poder utilizar ventanas acústicas pequeñas como son los espacios intercostales, y también poder mellar fácilmente la pared abdominal con el transductor para acercar pequeñas estructuras que se encuentren alejadas de la zona focal. Las sondas empleadas dependerán del tamaño del animal, recomendándose el transductor de 7.5 MHz para gatos y perros de razas pequeñas y medianas, de 5 MHz para animales grandes y, ocasionalmente, de 3.5 MHz en razas gigantes para estructuras muy profundas.

Cuando vayamos a realizar una ecografía abdominal se recomienda que el animal esté en ayunas para que el tracto gastrointestinal se encuentre vacío, ya que un estómago lleno dificultará una buena exploración del hígado. Si el animal es muy nervioso o tiene dolor debemos sedarlo o darle un analgésico para relajarlo, ya que el jadeo o el abdomen en tabla dificultará el examen ecográfico.

Debe depilarse toda la zona ventral del abdomen desde la apófisis xifoide hasta el borde pélvico y dorsalmente tanto como sea necesario para examinar los órganos retroperitoneales. La mayoría de las ecografías abdominales se realizan con el animal en decúbito supino, aunque también pueden realizarse en decúbito lateral derecho, izquierdo e incluso con el animal en estación.

La presencia de mucho gas en el tracto gastrointestinal o de gran cantidad de líquido en la cavidad abdominal, que hace que las asas intestinales con gas floten, hace difícil que se pueda examinar de forma adecuada el lado no dependiente, teniéndose que examinar desde el lado dependiente, para lo cual tendremos que emplear una mesa con una parte cortada o bien colocando el animal en estación. Lo mismo sucede cuando existen masas muy móviles y pesadas.

Los grandes vasos (arteria aorta y vena cava caudal) de la cavidad abdominal pueden normalmente identificarse como tubos anecóicos que discurren a lo largo de la parte dorsal del abdomen. La vena cava caudal va ventral y ligeramente más a la derecha que la aorta. La vena porta se visualiza en el abdomen craneal, transcurriendo ventral a la vena cava caudal, hacia la porta hepática. Los ganglios linfáticos normalmente no se identifican, siendo pequeñas estructuras hipoecoicas. La grasa falciforme varía en cantidad y se encuentra colgando de la pared del abdomen en la parte craneal, es generalmente bien definido y delimitado e hipoecoico.

HIGADO

Técnica

La mayoría del hígado se examina colocando el transductor en la línea media ventral caudal a la apófisis xifoides y evaluándolo craneodorsalmente. De forma rutinaria se realizarán cortes sagitales y transversales. Las estructuras que deben visualizarse son:

  • vesícula biliar, a la derecha de la línea media cerca del diafragma, como una estructura redondeada o alargada (según el corte) anecóica bordeada por un línea hiperecoica.

  • conductos cístico y colédoco. Este último puede observarse en animales delgados ventral a la vena porta principal.

  • vena porta, cerca de la línea media y sus ramas transcurren cranealmente.

  • vena cava caudal, dorsal a la vena porta. Se observa más fácilmente en imágenes obtenidas desde el abordaje intercostal derecho.

  • venas hepáticas, las ramas derecha e izquierda se ven normalmente entrando en la vena cava caudal justo caudal al diafragma.

diafragma, se distingue como una estructura solamente cuando existe líquido en la cavidad peritoneal y pleural. La interfase hiperecoica que se observa craneal al hígado representa la interfase entre el hígado y los pulmones llenos de aire.

El hígado es hipoecoico con una textura granular muy fina, los vasos sanguíneos intrahepáticos se identifican cono tubos anecóicos en el parénquima hepático. Como norma general la vena porta tiene las paredes hiperecoicas mientras que las venas hepáticas no. Las arterias hepáticas y los conductos biliares no se ven normalmente en un animal normal.

Alteraciones

Enfermedades parenquimatosas focales: focos solitarios o múltiples pueden observarse con una ecotextura mayor, menor o igual que la del propio órgano. Tales focos pueden representar neoplasias primarias o metástasis, infartos, hematomas, quistes, abscesos, hiperplasia nodular e infiltración grasa. Hay que realizar una biopsia para alcanzar el diagnóstico definitivo.

Enfermedades parenquimatosas difusas: Una alteración difusa en la ecotextura normal del hígado, puede representar una neoplasia difusa, enfermedad inflamatoria crónica o hiperplasia nodular. A menudo se asocia con irregularidad de los bordes de los lóbulos hepáticos. Un cambio difuso con aumento de la ecogenicidad puede ocurrir en la infiltración grasa, fibrosis difusa y en la enfermedad inflamatoria aguda; a veces son difíciles de apreciar, necesitándose de una biopsia para llegar al diagnóstico definitivo.

Alteraciones del tracto biliar: las enfermedades inflamatorias aguda y crónica de la vesícula biliar pueden producir un engrosamiento de la pared, también puede observarse en los estados de edema secundarios a hipoalbuminemias e insuficiencia cardiaca congestiva. En la litiasis biliar se observan estructuras hiperecogénicas son sombra acústica. La obstrucción del tracto biliar puede producir una distensión de los conductos biliares intrahepáticos los cuales aparecen como tubos tortuosos e irregulares llenos de líquido.

Alteraciones vasculares: La alteración más común es una congestión de las venas hepáticas debido a un fallo congestivo cardiaco. El shunt porto-sistémico congénito puede localizarse intrahepático observándose como un vaso tortuoso cerca del hilio del hígado. Estos vasos a veces se observan mejor desde un abordaje por el lado derecho. Los shunt extrahepáticos son más difíciles de localizar.

BAZO

Técnica

El bazo se examina colocando el transductor en la parte caudal de la decimotercera costilla izquierda. Su parte dorsal se localiza debajo de las costillas, generalmente si el estómago está vacío, necesitándose en algunos casos un abordaje intercostal. La parte ventral es móvil y puede llegar a contactar con el hígado y caudalmente con la vejiga. Son necesarios transductores de alta frecuencia para su evaluación, debido a su forma aplanada y a su localización superficial. Las venas esplénicas se pueden localizar en la zona media del órgano pero no en el interior del parénquima. El parénquima esplénico es hiperecoico comparado con el hígado.

Alteraciones

Alteraciones parenquimatosas focales: Pueden ser hipo, iso, hiperecogénicas o de ecogenicidad mixta. Pueden ser solitarias o múltiples. Pueden representar neoplasia, metástasis, hematomas, abscesos, infartos o hiperplasia nodular.

Alteraciones parenquimatosas difusas: La torsión esplénica produce ecográficamente un parénquima hipoecoico con un moteado disperso en todo el órgano.

ECOGRAFÍA DEL APARATO URINARIO

RIÑONES

Técnica

La sonda de 5 MHz sude ser adecuada para la mayoría de los perros y la de 7.5 MHz para gatos. El abdomen se prepara de forma habitual, depilándolo y aplicando gel acústico en la piel.

Los riñones se examinan colocando al animal en decúbito supino y obteniendo en esta posición un plano sagital. El riñón izquierdo es fácil de visualizar debido a su posición más caudal y a veces el bazo sirve de ventana acústica. La posición más craneal y situación debajo de la caja torácica del riñón derecho hace que éste sea más difícil de localizar. Los riñones del gato son más fáciles de examinar debido a su localización más caudal.

Seguidamente colocaremos al animal en decúbito lateral y prepararemos la parte lateral del abdomen para obtener los cortes dorsales (frontal) y transverso lateral. Para obtener buenas imágenes del riñón derecho éste debe examinarse entre el 11-12 espacio intercostal. El animal se colocará en posición lateral derecha o izquierda según el riñón a examinar. También los riñones pueden examinarse en posición de decúbito esternal o con el animal en estación; ésta posición es útil en animales que tienen ascitis o grandes masas para reducir la distancia entre el transductor y el órgano.

En un corte sagital se distinguen claramente 3 zonas. Estas regiones consisten en una zona central ecogénica brillante que se corresponde con la zona del seno renal y la grasa peripélvica, alrededor una zona hipoecogénica que representa la medula renal y una zona más externa de ecogenicidad intermedia que es el córtex renal.

Cuando realizamos el examen del plano sagital desde la zona medial a la lateral, la zona central hipoecogénica del seno renal desaparece y aparece una zona central hipoecogénica bordeada por dos líneas hiperecogénicas. La región hipoecogénica central representa la cresta renal; existen unas líneas ecogénicas dorsales y ventrales que son los divertículos pélvicos (recesos) acompañados por los vasos intralobulares. Las arterias arciformes e intralobulares se reconocen a veces con una ecogenicidad discreta en la unión corticomedular y en el córtex.

En un plano transversal las líneas ecogénicas que representan a los divertículos pélvicos y vasos interlobulares pueden verse radiales a la cortical desde la región pélvica central. La región medular aparece separada en secciones por los divertículos y los vasos. La orina no se identifica en la pelvis o divertículos, ni el uréter es visible en gatos y perros normales.

Es importante conocer la relación de ecogenicidad del riñón con el hígado y bazo para conocer las alteraciones. La medula renal es la menos ecogénica seguida por la cortical. La cortical renal es similar o ligeramente menos ecogénica que el parénquima hepático y un poco menos que el parénquima esplénico cuando se compara con un transductor de 5 MHz y aproximadamente a la misma profundidad.

La ecogenicidad de la corteza renal puede estar aumentada en gatos castrados y gatas preñadas. La grasa de alrededor del riñón tiene una ecogenicidad similar o mayor que la de la grasa pélvica. La cápsula tiene una ecogenicidad similar a la de la grasa perirrenal y no se identifica como una estructura separada. La diferencia entre la ecogenicidad de la médula y el córtex renal se debe a la estructura de estas partes, ya que la medula renal tiene un contenido en agua mayor y con menos interfases acústicas que el córtex.

Alteraciones

Alteraciones focales: pueden ser hipo, hiperecogénicas o heterogéneas. Generalmente se denominan como masas renales pudiendo ser quistes, tumores, abscesos, infartos y pseudoquistes pararrenales.

Alteraciones difusas: Aumento de la ecogenicidad: nefrosis aguda, nefritis, nefropatía hipercálcica, peritonitis infecciosa felina y linfoma en gatos. Disminución de la ecogenicidad: linfoma. El signo de anillo hiperecogénico en la unión cortico medular es un hallazgo normal en gatos pero no en perros y puede suceder en los casos de necrosis tubular aguda, nefrosis por oxalato y en la hipercalcemia secundaria al linfoma.

Alteraciones del sistema colector: Dilatación del sistema colector (hidronefrosis), se observa como un anillo ecogénico con una zona central anecógena (área de la pelvis renal). Los cálculos renales se localizan en la zona de la pelvis siendo hiperecogénicos con sombra acústica.

VEJIGA DE LA ORINA

Técnica

La vejiga se examina fácilmente cuando está distendida con orina y puede servir como ventana acústica para visualizar estructuras adyacentes tales como colon y útero.

La sonda empleada es de 7.5 o 10 MHz. La vejiga tiene que ser examinada en dos planos desde la pared ventral del abdomen. Una parte de uretra puede ser visualizada desde este abordaje, sin embargo en los machos la porción caudal a la próstata generalmente no se visualiza. A veces el transductor tiene que colocarse desde la parte lateral del abdomen, en este momento pueden producirse reverberaciones y simular anormalidades intramurales, estos artefactos se solucionan cambiando de posición la sonda y haciendo otros planos.

Cuando la vejiga está distendida, está bien circunscrita y el perfil es regular. Las diferentes capas no se diferencian y si la vejiga está muy distendida la pared está engrosada. La orina es anecoica con refuerzo posterior.

Hay que tener en cuenta los artefactos que puede ocasionar el colon. Así puede introducirse hacia el interior de la vejiga causando una distorsión de su contorno o apareciendo una masa mural, o bien fragmentos mineralizados pueden producir sombra acústica confundiéndolos con cálculos vesicales.

Cuando se examina al animal en decúbito supino el colon se encuentra dorsal a la vejiga, ésta cuando está llena de orina crea una gran estructura anecoica tanto en planos transversos como longitudinales. La pared dorsal de la vejiga contacta con el colon y las paredes del colon y la vejiga pueden aparecer juntas.

Si hay gas o materia fecal en el colon, producen artefactos que dan una imagen similar a la vista en un paciente con un calculo, donde el cálculo por gravedad está en la parte dorsal en esta posición. Hay varias formas de distinguir un cálculo de un artefacto colon, la más fácil es sacudir el transductor para remover las estructuras del interior de la vejiga y después volver a reposar, si es un cálculo habrá cambiado de posición. Otra técnica es examinar al animal en estación y el colon permanecerá dorsal mientras que si es un cálculo caerá por gravedad.

Alteraciones 

  • Alteraciones murales: engrosamientos de la pared debido a cistitis o neoplasias.

  • Alteraciones del contenido: cálculos, que serán hiperecogénicos con sombra acústica, sedimento ecogénico y coágulos de ecogenicidad mixta.

ECOGRAFÍA DEL TRACTO GENITAL

TRACTO GENITAL FEMENINO

Para la evaluación de los ovarios y del útero en la perra, la sonda de 7.5 MHz es la recomendada, mientras que un transductor de 10 MHz debería utilizarse para gatas. Sin embargo, puede emplearse el transductor de 5 MHz para diagnósticos de gestación a término, piometras y tumores ováricos.

OVARIOS

Técnica

Los ovarios deben examinarse con el animal en decúbito supino o lateral, similar a lo realizado para evaluar los riñones, obteniendo dos cortes: uno longitudinal y otro transversal.

EI polo caudal del riñón y el área adyacente se examinan en planos sagitales y transversos para localizar el ovario. El ovario puede estar en contacto con el polo caudal del riñón o hasta 2 cm caudal a éste, caudolateral, caudomedial o ventral al polo caudal. Los ovarios son hipoecogénicos, muy pequeños y muy difíciles de localizar debido a que a menudo están rodeados de tejido adiposo y hay interferencia de gas. Puede ser más fácil de localizar durante el estro, cuando maduran múltiples folículos identificándose como estructuras anecoicas, y convirtiéndose posteriormente en estructuras hipoecogénicas.

Alteraciones

Los ovarios poliquísticos se representan como masas quísticas (anecoicas) multilobulares. Los tumores del ovario tienen una ecogenicidad variable y pueden ser todos sólidos, parcialmente quísticos o con un centro necrótico.

ÚTERO

Técnica

El animal puede colocarse en cualquier posición, decúbito supino, lateral o en estación. La vejiga urinaria debe estar llena para que sirva de ventana acústica para evaluar el cuerpo uterino.

El útero no gestante generalmente no es visible o no puede diferenciarse del intestino (excepto por el peristaltismo). Si se identifica éste es sólido, homogéneo y relativamente hipoecogénico. El endometrio y el miometrio no se identifican, la luz del útero tampoco se identifica. Durante el estro el útero aumenta de tamaño y aparece hipoecoico. El cuello ocasionalmente puede verse cuando se obtiene una buena visualización del cuerpo uterino. La parte proximal de la vagina puede también identificarse, instilando suero fisiológico en un catéter de Foley.

En algunas perras la gestación puede diagnosticase entre los l0 y 15 días, siendo más seguro hacia los 20 días. Lo que primero se detecta es un aumento en el tamaño del útero (7 días perra, 4 gata), lo cual no es especifico de gestación, pero sí de una alteración hormonal.

El primer signo para confirmar una gestación es la detección del saco embrionario. En el día 20 en la perra y 11 en la gata, los sacos embrionarios anecoicos son visibles conteniendo pequeños embriones ecogénicos en forma de coma. Aunque se aconseja esperar al día 30 para evaluar la gestación, dando así un alto nivel de confianza en el diagnóstico. Entre los 22 y 29 días se evidencia alguna actividad cardiaca.

Hacia el día 28 se ve la cabeza y cuerpo. A los 35 días, el feto crece rápidamente y pueden verse sus movimientos y a partir de los 34-37 la cabeza y el cuerpo se identifican separadamente.

El esqueleto se identifica entre los 33-39 días y se ven estructuras hiperecoicas con sombra acústica. La vejiga urinaria y el estómago son los primeros órganos abdominales que se identifican, que aparecen como áreas focales anecoicas. Los pulmones varían de ecogenicidad durante el desarrollo.

Los pulmones y el hígado son isoecoicos sin una diferenciación entre ellos. La orientación se hace por el corazón. Los riñones y ojos se ven a los 39-47 días. Los riñones son hipoecoicos con pelvis anecoicas, con el tiempo se puede diferenciar la corteza y la médula. Sobre los 40 días, es posible observar las cámaras cardiacas. Y del 57 al 63 el intestino.

La ecografía es un método seguro para el diagnóstico de gestación. Sin embargo, no es eficaz para determinar el número de fetos, especialmente en grandes camadas, ya que es probable contar el mismo feto varias veces. Existen varios trabajos recientes que evalúan ecográficamente el desarrollo fetal relacionándolo con el tiempo de gestación. Así el diámetro del saco embrionario (SE) fue el parámetro más eficaz para demostrar el tiempo de gestación entre los 20 y 37 días en el perro.

El diámetro de la cabeza fetal (DC), seguido del diámetro corporal (DCO) fueron los parámetros más seguros entre los días 38 y 60. Las formulas para predecir el tiempo de gestación (TG) y tiempo antes del parto son:

Perro: Menos de 40 días

TG= (6xSE) 20

Más de 40 días

TG= (15xDC) 20

TG= (7x DCO) 29

Días antes del parto: 65-TG

Gato: Más de 40 días

TG= 25xDC 3

TG= 11xDCO 21

Días antes del parto: 61-TG

La involución del útero postpartum, puede examinarse ecográficamente. Del primero al cuarto día el útero está aumentado de tamaño y el contenido tiene una ecogenicidad mixta (2-3 cm de diámetro en el lugar de placentación y 1-1.5 cm entre ellos). El material no reabsorbido y el líquido pueden todavía verse incluso varias semanas después del parto.

Alteraciones

La distensión del útero por acúmulo de líquidos se observa de forma anecógena pudiendo corresponderse con mucometras, hidrometras o piometras. A veces pueden observarse masas uterinas de ecogenicidad mixta.

TRACTO GENITAL MASCULINO

PRÓSTATA

Los transductores con una frecuencia de 7.5 y 10 MHz son los más adecuados. El animal se coloca en decúbito supino para realizar el examen transabdominal, colocando la sonda a un lado del prepucio justo delante del borde pélvico, realizándose cortes longitudinales y transversales.

Se recomienda que la vejiga de la orina esté llena, para desplazar el intestino y la próstata cranealmente, si ésta está vacía puede llenarse con suero fisiológico atemperado. También puede realizarse un examen transrectal, pero se necesita una sonda especial y sólo se obtienen cortes longitudinales.

La próstata es esférica, oval o bilobulada y abarca a la uretra casi simétricamente. Es moderadamente ecogénica (también hipoecogénica, hiperecogénica) con una textura granular y homogénea similar a la del bazo.

Se observa una banda central hiperecogénica que es el eco hiliar, debido al tejido fibroso periuretral, y el conducto central hipoecogénico puede también verse algunas veces. Dorsal a la próstata el colon descendente se puede observar como una línea hiperecogénica o estructura curvilínea, con sombra acústica debida al gas.

Alteraciones

Alteraciones focales: Son generalmente anecógenas. Pequeños focos de menos de 1 cm de diámetro se consideran acumulaciones normales de las secreciones prostáticas. Focos más grandes y con contornos irregulares no son normales y pueden corresponderse con quistes intraprostáticos, hematomas, abscesos o neoplasias. Una aspiración con aguja fina o biopsia es necesaria para el diagnóstico definitivo.

Alteraciones difusas: Se altera la ecotextura normal del parénquima y puede resultar en un aumento o disminución de la ecogenicidad, pudiendo corresponderse con una neoplasia o prostatitis. Una aspiración con aguja fina o biopsia es necesaria para el diagnóstico definitivo.

TESTICULOS

El examen ecográfico de los testículos es fácil debido a la anatomía del escroto del perro y a la ausencia de pelo en esa zona. Se emplean transductores de alta resolución (7.5-10 MHz), o bien 5 MHz con un standoff. También en estos casos un testículo puede servir de ventana acústica para examinar el que se encuentra debajo, cuando los dos son intraescrotales. El examen puede realizarse en un plano transverso, longitudinal y dorsal.

Los dos testículos tienen el mismo tamaño y forma oval, y tienen una ecogenicidad grosera y homogénea. Existe una banda central hiperecogénica que representa el testis mediastinum (una extensión fibrosa de la túnica albugínea). Cada testículo esta delimitado por una cápsula hiperecoica (túnicas parietal y visceral). El epidídimo, localizado dorsomedialmente respecto al testículo, es menos ecogénico respecto al parénquima testicular y puede llegar a ser anecoico.

Los testículos deben evaluarse cuando haya problemas prostáticos.

Alteraciones 

  • Lesiones focales: Pueden ser hipo, hiper y anecoicas o mixtas. Generalmente se corresponden con neoplasias aunque también pueden ser quistes, abscesos o áreas de hemorragia o infartación.

  • Lesiones difusas: Son más difíciles de detectar, pero si son unilaterales se pueden comparar con el contralateral.

GLÁNDULAS ADRENALES

Técnica 

Las glándulas adrenales están situadas en la zona craneal retroperitoneal. Debido a su tamaño tan pequeño deben emplearse transductores de alta frecuencia (generalmente 7.5 MHz) para su examen, siendo difíciles de detectar en perros grandes de mas de 10 kg.

En los perros, la adrenal izquierda está situada lateral o ventrolateral a la aorta y medial al polo craneal del riñón. La adrenal derecha se sitúa dorsal o dorsolateral a la vena cava caudal y medial al polo craneal del riñón derecho. Ambas glándulas son aplanadas dorsoventralmente, teniendo la adrenal izquierda la forma de una pesa y la derecha de cabeza de flecha.

La médula de la glándula normal es ligeramente más hiperecogénica que la cortical. La máxima longitud de una adrenal normal canina es de 15 a 25 mm, pero varía según el peso del animal. 

Alteraciones

Las alteraciones de las glándulas adrenales se clasifican ecográficamente en lesiones tipo masa y no masa, debido a su forma y ecogenicidad más que a su tamaño. En las masas adrenales generalmente se distorsiona la forma de la glándula, haciéndose más redondeada o irregular, pudiendo ser hipo o hiperecogénica. De forma irregular, con focos hiperecoicos con sombra acústica representa calcificaciones que se suelen corresponder con neoplasias aunque no es un signo específico.

Una glándula cuando se considera grande pero retiene su forma normal se clasifica como lesión tipo no masa y se corresponde con una hiperplasia más que con una neoplasia.

SISTEMA GASTROINTESTINAL 

Técnica 

El gas que se encuentra en el tracto gastrointestinal, puede interferir en la transmisión de los ultrasonidos, produciendo artefactos. El estómago, duodeno e intestino grueso pueden identificarse debido a su constante posición, no sucediendo lo mismo con el intestino delgado. Por lo tanto, cuando sospechemos de una lesión intestinal, debe realizarse un examen minucioso de la cavidad abdominal para no saltarnos ninguna parte.

Si utilizarnos un transductor de alta resolución (7.5 MHz), podemos observar las diferentes capas del estómago y del intestino. Normalmente se distinguen 5 capas que se corresponden con la superficie de la mucosa (hiperecoica), mucosa (hipoecoica), submucosa (hiperecoica), muscular (hipoecoica) y la serosa (hiperecoica). El grosor de la pared gástrica es variable dependiendo del grado de distensión. El duodeno puede llegar a medir 5 mm, siendo lo normal 2 o 3 mm, mientras que el yeyuno mide 3 mm. 

Alteraciones 

La ecografía es una técnica útil para detectar una variedad de lesiones intestinales como son: dilatación e hipomotilidad, invaginación, cuerpos extraños y neoplasias.

Las neoplasias intestinales tienden a producir un aspecto ecográfico constante, que es un engrosamiento hipoecoico y localizado de la pared intestinal y pérdida de las capas normales de la pared. Esto produce una imagen típica de donut o de herradura en un corte transversal.

La invaginación produce una imagen típica en forma de anillos concéntricos hiper e hipoecoicos alternativamente.

Los cuerpos extraños se observan ecográficamente como estructuras hiperecoicas con sombra acústica.

PÁNCREAS

Técnica 

El páncreas es un órgano fino, aplanado y situado adyacente a la curvatura mayor del estómago, medial al duodeno proximal, ventral a la vena porta y craneal al colon transverso. Es difícil de identificar en perros y gatos, necesitándose sondas de alta frecuencia (7.5 MHz). El lóbulo izquierdo puede visualizarse entre el estómago y el colon transverso desde un abordaje lateral izquierdo.

El lado derecho normalmente se identifica usando un abordaje lateral derecho, siendo necesario presionar el transductor sobre la pared abdominal para desplazar parte del intestino delgado y aproximar el área a examinar a la zona focal. Una vez hemos localizado el duodeno, el lóbulo derecho del páncreas se localiza y puede visualizarse dorsomedial a él. El páncreas normalmente tiene ecogenicidad y textura similar o ligeramente superior al hígado. La vena pancreáticoduodenal pasa por el lóbulo derecho y puede observarse en algunos instantes.

Alteraciones 

Pancreatitis. Los hallazgos ecográficos de las pancreatitis pueden ser, tejido hipoecoico en la zona del páncreas, lesiones cavitarias en esa zona (abscesos), conducto pancreático dilatado, duodeno edematoso y con hipomotilidad, obstrucción biliar extrahepática y 1íquido peritoneal.

Neoplasias: Los tumores pancreáticos normalmente son hípoecoicos. Los tumores agresivos invaden el intestino, conductos biliares e hígado. Pudiendo a veces ser difícil de diagnosticarlos necesitándose experiencia para ello.

Clasificación de las lesiones hepáticas identificadas por ultrasonografía

 

Hipoecoicas

Hiperecoicas

Lesiones focales/multifocales

Neoplasia primaria

Metástasis

Linfoma

Hiperplasia nodular hepática

Hepatitis

Quiste

Telangiectasia

Absceso

Hematoma

Neoplasia primaria

Metástasis

Hiperplasia nodular hepática

Hepatopatía por esteroides

Depósitos grasos

Hematopoyesis extramedular

Lesiones difusas

Linfoma

Histoplasmosis

Linfoma

Lipidosis

Cirrosis

Clasificación de las lesiones esplénicas identificadas por ultrasonografía

 

Hipoecoicas

Hiperecoicas

Lesiones focales/multifocales

Neoplasia primaria (e.j. hemangiosarcoma)

Metástasis

Linfoma

Hiperplasia linfoide

Hematoma

Infarto agudo

Absceso

Grasa alrededor de la vena hiliar

Metástasis

Infarto crónico

Lesiones difusas

Linfoma

Metástasis (e.j. tumor de células mastoides)

Histoplasmosis

Congestión severa

Necrosis

Cirrosis

Clasificación de las lesiones adrenales identificadas por ultrasonografía

 

Unilateral

Bilateral

Lesiones tipo masa

Tumor adrenocortical funcional

Tumor adrenocortical no funcional

Feocromocitoma

Aldosteronoma

Hiperplasia nodular

Metástasis

Granuloma

Hematoma

Absceso

Quiste

Hiperplasia nodular

Metástasis

Lesiones tipo no-masa

Atrofia (e.j. tumor adrenocortical funcional contralateral)

Atrofia inducida por esteroides exógenos

Hiperplasia (e.j. hiperadrenocorticismo pituitario-dependiente)

Clasificación de las lesiones renales identificadas por ultrasonografía

  • Lesiones focales/multifocales

  • Quistes

  • Abscesos

  • Tumores

  • Quistes pararenales

  • Lesiones difusas

Incremento de la ecogenicidad de la cortical:

Perros:

  • Nefrosis aguda

  • Nefritis hipercálcica

Gatos:

  • Nefritis

  • PIF

  • Linfoma

  • Disminución de la ecogenicidad de la cortical.

  • Linfoma

  • Signo de anillo en unión cortico-medular

  • Gatos: normal

  • Perros: Necrosis tubular aguda+

  • Nefrosis por oxalato

  • Hipercalcemia

Fuente: www.tecnologiamedica.cl

Fuente: MEVEPA - www.mevepa.cl

Autorizada la reproducción por Gustavo Contreras

 

Este Web se ve mejor a 800 x 600 píxeles y se actualiza una vez a la semana.

 Si la información contenida en VET-UY incumpliere alguna Ley de Propiedad Intelectual, rogamos nos lo comunique  al e-mail: info@vet-uy.com  y será inmediatamente retirado, vea Términos y condiciones.